Marcas, bloggers y agencias

Durante la pasada edición de Alimentaria’16 participé, invitada por Garbancita, en una mesa redonda que, bajo el título “Marcas, Bloggers y agencias” quería poner sobre la mesa las necesidades, experiencias y actitudes de todos los agentes implicados en este tipo de vínculos. El objetivo era conocer las necesidades reales de las marcas y los puntos de interés de los bloggers para que las relaciones entre ambos sean eficaces y tengan el retorno esperado.

En mi opinión, basada claro está en mi experiencia, cuando una marca se acerca a un blogger o a (la palabra del millón) un “influencer” lo hace, primero porque conoce su trayectoria; segundo porque le cuadra, coincide, con sus objetivos; tercero porque comparte su lenguaje, sus códigos, su visión; cuarto porque cree que le puede ayudar a llegar a un público al que de otra forma no podría llegar o le sería mucho más difícil; y quinto porque piensa que su marca sale fortalecida, le puede aportar un valor añadido.

Me chocó por tanto escuchar algunas de las experiencias (propias y ajenas) que allí se revelaron:

  • “A mí se me han dirigido en más de una ocasión con el manido estimado blogger cuando yo en realidad soy instagramer, y no he escrito un post en mi vida”. A estas alturas de la película parece mentira, primero, que no personalicemos (a mí, como marca, un blogger no me interesa por el simple hecho de ser blogger, me interesa si me convence cómo trabaja, en función de su audiencia y su segmentación, dependiendo de la calidad de sus contenidos, de su seriedad a la hora de plantear un trabajo, etc, etc); y segundo, creo que ya va siendo hora de diferenciar y categorizar a las distintas especies que conviven en el ecosistema del Social Media.

 

  • Una marca me contrató para ayudarle en la comunicación de una serie de contenidos. Les mostré los posts que había preparado y me los devolvieron reescritos como si fueran notas de prensa lanzadas por ellos mismos. Les contesté que entonces para qué me habían llamado“. Exactamente. ¿Cuál es la razón por la que se contacta con un “influencer”? Lógicamente porque cuenta con una cierta credibilidad en un ámbito determinado entre un”área de influencia” más o menos grande y en la que puede llegar a constituirse como un líder de opinión. Y yo, como marca, lo que quiero es que “convenza” a los demás de algo como solamente él puede hacerlo. Si quiero contratar a un Youtuber con 200.000 seguidores para el lanzamiento de un producto, sería ridículo pedirle que no haga un vídeo, que distribuya mejor un contenido escrito. Lo contrato para que haga lo que mejor sabe hacer y en lo que está considerado como un experto.

 

  • A mí me han llegado a ofrecer 5.000 me gustas en Facebook y 2.000 followers en Twitter en quince días“. Esto lo dije yo. Y fue tal cuál. Como quien dice: “póngame cuarto y mitad de seguidores“. Y yo me pregunto ¿para qué quiero a esa gente? (entiéndase el contexto, por favor), a mí, como marca, me interesan los “apóstoles” de verdad. Personas que crean en mi marca, que compartan sus valores, que vean el mundo (o una pequeña parte del mismo) como los veo yo. Una comunidad así es al que participa, la que se interrelaciona, la que me proporciona valor añadido y de la que puedo extraer valiosísimas conclusiones a la hora de presentar nuevas campañas, nuevos productos o, simplemente, medir el trabajo diario.

 

  • Me mandaron una lata de XXXXXX y al mes me llamaron echándome la bronca porque no había publicado ninguna receta con su producto. ¿Perdona? En primer lugar, yo no te pedí ninguna lata y en segundo lugar, no tengo por qué hacer ninguna receta sólo porque tú me lo digas. Ábrete tu blog y postéala tú“. Así es. Hay marcas que no han comprendido todavía que no puedes avasallar, ni a un blogger ni a nadie. Si le necesitas para una campaña, perfecto, se habla, se llega a un acuerdo en el que ambos ganen y punto final. Y si quieres mandar una muestra de tu producto a un influencer simplemente para que tenga conocimiento de vuestro trabajo, perfecto, pero piensa que es posible que ese producto no le guste y entonces lo mejor que te puede pasar es que, efectivamente, no publique nada. Lo mejor es hablar las cosas y ver previamente si ambos os movéis en la misma onda.

 

  • “La mayoría de las veces, no sé exactamente qué quieren que haga. Me sueltan un rollo pero no sé exactamente qué es lo que esperan de mí”. Un error claro de falta de estrategia. Estar en redes sociales no es mandar cartas tipo “estimado blogger” sin ton ni son; no es abrirte un perfil en todas las redes que existen y darte cuenta de que es imposible, y además inútil, alimentarlas todas; no es mandarle una muestra de tu producto a un influencer y olvidarte, que haga después lo que quiera. Trabajar en redes sociales requiere muchísima labor previa. Primero de reconocimiento del terreno, de segmentación de aquellos que más te interesan, categorización de temas, definición de conceptos, establecimiento de objetivos, descripción de acciones, canales, lenguaje, etc, etc, etc. Si no se trabaja todo eso antes, y a fondo, una acción en redes sociales no sirve absolutamente para nada.

 

Tal y como yo trabajo, y fue lo que intenté transmitir en esa mesa, la comunicación se debe concebir de manera integral. Ya no tiene sentido hablar de comunicación off y on line porque todos nosotros somos multicanal y además estamos hiperconectados. Por tanto, plantear una estrategia en redes sociales requiere el mismo esfuerzo de planteamiento, diagnóstico previo y trabajo sobre el terreno que el resto de acciones de comunicación. Es imprescindible una estrategia, objetivos, un cronograma, acciones bien definidas y por supuesto, una medición rigurosa, exactamente igual que planteábamos el famoso plan de medios. Los medios, los canales, son ahora muchos más y cada uno tiene sus propios códigos. Es necesario conocerlos, trabajarlos y dominarlos con idéntica seriedad.

IMG_1547

Muchas gracias a mis compañeros de mesa, Miguel Ángel Rodríguez – YumLand, Paco Becerro – Futurobloguero, Carolina Ferrer, y Anna López Bernabé, por todo lo que aprendí con ellos; y a Cristina Martínez – Garbancita, por invitarnos (a mi y a Reyno_Gourmet)  a participar.

Asia Galery

 

Decidimos ir a cenar al Asia Galery atraidos por su fama puesto que, para algunos, es el mejor restaurante asiático de Madrid. Y la verdad es que no nos decepcionó en absoluto. Nos encontramos con un coqueto y exquisito local, decorado con el lujo y esplendor de la China de los años 20 y especializado en cocina cantonesa y pekinesa.

La cocina pekinesa es el estilo predominante del norte de China en el que predominan los sabores ligeros y los mejores ingredientes.  Una de las características más destacables es el uso de cereales, trigo, maíz y mijo, en lugar del arroz y, por supuesto, la utilización de muchísimas especias. La cocina cantonesa, por su parte, es más común en el sur de China y es la más extendida por todo el mundo porque de esta zona proviene la mayoría de la inmigración china. Se caracteriza sobre todo por el uso de la soja y el jenjibre, la salsa de ostras y el arroz.

La carta es bastante amplia y tiene platos muy especiales (al menos para nosotros, que no somos especialmente entendidos en gastronomía china). Decidimos apostar por lo seguro y nos decantamos por unos Rollitos de Primavera y una Tempura de Langostinos y Verduras para comenzar, y por un Pollo al Limón y un Arroz Frito con Gambas como segundos.

La carta de Vinos es impresionante. Por extensa y por cara. No hay ni un solo vino que baje de los 25,70 euros, lo que resulta un tanto sospechoso si se tiene en cuenta que la plataforma VIP de reservas gastronómicas clubkviar.com no aplica su descuento del 30% a los vinos que tienen un precio superior a los 25 euros. Nosotros pedimos un Campillo, de la Denominación de Origen Rioja, correcto.

Como aperitivo nos sirvieron unos edamames, y debo confesar que era la primera vez en mi vida que los probaba. Edamame es el nombre de una preparación culinaria de las vainas de soja inmaduras, hervidas en agua con sal y servidas enteras. Y lo cierto es que están buenísimas.

Los Rollitos de Primavera estaban deliciosos. Un pelín pequeños, pero sabrosos y crujientes por fuera sin un ápice de grasa de la fritura.

IMG_1199

La tempura excelente, suave y esponjosa, y los langostinos eran de extraordinaria calidad.

Aunque el Pollo al Limón es un clásico de todo restaurante chino que se precie, nunca lo había probado como nos lo sirvieron en el Asia Galery: cortado en finas tiras empanadas acompañadas de cebollita estofada y ensalada de brotes, tenía un sabor y aroma a limón intenso pero delicado y estaba sencillamente exquisito. El acompañamiento del Arroz Frito potenciaba aún más su intenso sabor.

No pedimos postre pero tomamos un fragante té de jazmín y unas nueces caramelizadas con sésamo exquisitas.

El precio por comensal es más o menos de unos 50 euros.

Otro dato positivo a señalar: si dices que las raciones son para compartir entre dos, te las sirven ya emplatadas y repartidas entre los dos.

 

Aviso: el Asia Galery está dentro del Hotel Palace de Madrid, en la plaza de las Cortes número 7. Hay que atravesar el hall del hotel y la zona de café y piano bar para llegar hasta el fondo. El local es pequeño, para unos 60 comensales, pero exquisito.

 

La tortilla de Betanzos de La Penela

En el año 1989 el matrimonio formado por María Barallobre y Antonio Simón decidió abrir un pequeño restaurante a las afueras de Betanzos. Se llamó La Penela. El éxito fue tan rápido que sólo tres años más tarde inauguraron otro en la plaza de María Pita de A Coruña. En los albores del año 2000 decidieron encargarse además de la organización de eventos para lo que adquirieron dos pazos, el de Cela y el de Villar de Francos. Y en 2006 inauguraron el primer restaurante de Madrid.

Hoy en día continuan imprimiendo a su carta los dos elementos que les han caracterizado siempre: el carácter familiar de la empresa, y el cuidado exquisito de la materia prima procedente de Galicia.

LA_PENELA_INFANTA_01

Celebramos en La Penela de Infanta Mercedes una comida familiar y pudimos constatar que la selección de productos de primera categoría no es solo un reclamo marquetiniano. Comimos unos berberechos extraordinarios y una empanada que compartía con las demás empanadas a las que, desgraciadamente nos hemos ido acostumbrando, tan sólo el nombre. Esta tenía una masa fina y jugosa y el relleno estaba sabroso y nada apelmazado. De segundo tomamos ternera asada que nos sorprendió también por lo jugosa y tierna que estaba y porque iba acompañada de unas patatas simplemente deliciosas.

LA_PENELA_SERVICIOS_ESPECIALES_04

Pero por supuesto, lo que más nos sorprendió fue su famosa Tortilla de Betanzos. He de decir que a pesar de que soy una gran entusiasta de la tortilla de patata, no conocía esta singularidad. Y tampoco tenía constancia de que no son pocos los bares de Madrid que compiten por tener la mejor tortilla.

Los ingredientes de la tortilla española son sencillos y conocidos por todos: huevos, patatas, aceite de oliva virgen y sal. Pero todos sabemos que, aunque utilicemos los mismos ingredientes, no hay dos tortillas iguales con lo que la primera y quizá principal variante de diferenciación sea la calidad de los ingredientes escogidos. Y esto es lo que propone La Penela: huevos y patatas traídos directamente de Galicia y de calidad superior.

El caso es que degustamos una de las mejores tortillas que he probado en mi vida, con la patata bien frita (y no recocida) y el huevo líquido desparramándose y mojando todo el interior.

IMG_1186

El restaurante además es elegante y tranquilo y el servicio muy correcto.

Desde luego un lugar muy recomendable.

Está claro que la tortilla de Betanzos de La Penela es muy popular porque en el rato que estuvimos comiendo vimos a muchas personas que se acercaron hasta el establecimiento de Infanta Mercedes no para comer sino para salir con las famosas cajas tipo pizza pero llenas con la tortilla española y no con la famosa masa italiana.

LA_PENELA_SERVICIOS_ESPECIALES_03

¿Pero entonces me han quitado el hueso o no??

154192178

En mi anterior etapa profesional tuve la suerte de trabajar con José Mari Iribarren, a la sazón, Director de Atención al Paciente y Calidad del Servicio Navarro de Salud. Con él tuve la oportunidad de descubrir la enorme importancia que tiene en las organizaciones sanitarias la comunicación médico-paciente. Un dato que proporciona el propio José Mari en su blog “Una rodilla es un paciente es relevante: “En el 90% de las reclamaciones (exceptuando las reclamaciones por lista de espera), el origen de la insatisfacción se asocia a problemas de información y comunicación, agravados por un resultado asistencial no acorde con las expectativas del paciente.” 

Esta semana he tenido la desdicha de tener un familiar muy cercano que se ha enfrentado a una operación quirúrgica de extrema gravedad. Someramente, el desarrollo de los acontecimientos en lo que respecta a la comunicación con el paciente fue el siguiente:

  • Primera etapa de pruebas diagnósticas en las que el abanico de posibilidades es tan amplio que la información es imposible de acotar. “Se ve una masa pero puede ser cualquier cosa, no sabemos todavía si es benigna o maligna“. “Bueno, la masa es maligna pero no sabemos el alcance, hay que ver hasta dónde se ha extendido“. “Bien, se ha extendido mucho pero no lo terminamos de ver, hay que hacer una nueva resonancia de 360º“. “Ya vemos el alcance, ahora para afinar y ser más precisos en la intervención quirúrgica, hay que hacer un TAC de navegación…“.
  • Pasada la primera fase del bombardeo informativo en la que todo es posible y todas las posibilidades están abiertas, llega la hora de la comunicación del diganóstico. En este caso, el Jefe del Servicio, de pie y en un pequeñísimo espacio de tiempo entre consulta y consulta, dijo: “hay que quitarlo porque de lo contrario te lleva por delante. Mi equipo te dirá cuándo“. Creo que a cualquiera nos gustaría que algo así se nos comunique con tranqulidad, con tiempo para asumirlo, en una consulta en la que te encuentres cómoda (o por lo menos sentada) y en una conversación en la que puedas preguntar, pensar en voz alta, hablar… El jefe de Servicio se marcha y en la consulta se queda el resto del equipo, varias enfermeras, unos cuantos MIR, un médico de otra especialidad… Todos le piden que abra la boca, que les enseñe dónde les molesta, que les diga cómo se notó los síntomas, le preguntan si le duele… Se ha convertido en un mero caso. Y sí, es un caso médico, pero también es una persona que necesita empatía, esperanza, y por supuesto información.
  • Recibida la fecha de la operación, llega una nueva comunicación (esta vez a través de una enfermera) indicando que la intervención quirúrgica se adelanta una semana. Nuevamente sin espacio ni tiempo para repreguntar, asumir la nueva situación, responder a los múltiples interrogantes que surgen. “¿Ah, si? ¿Y por qué se adelanta?”  “El equipo médico dice que ese día les viene bien a todos“. ¿?
  • Llega el día de la intervención quirúrgica. Mientras los familiares esperamos fuera del quirófano, nos damos cuenta de que no sabemos exactamente qué le van a hacer. “Te acuerdas del Dr X? Ese dijo que le quitaría un hueso de la espalda para ponérselo en la mandíbula” “Sí, pero la enfermera de ayer no dijo nada de eso, dijo que quitarían músculo de la tripa” “El anestesista esta mañana cuando ha llegado ha preguntado de qué pierna iban a quitar el peroné, le hemos dicho que no era el peroné que era el hombro y ha contestado ¿seguro?“. Es comprensible que el equipo médico tome decisiones sobre la marcha y que, según lo que se vaya encontrando, tome una determinación u otra, pero sería interesante saber con exactitud cuál es el punto de partida, cuál es la pretensión inicial, ¿se le quita mandíbula o no? ¿Se le sustituye con hueso del hombro o del peroné? ¿Se pone músculo de la tripa? ¿Dónde? ¿En el paladar?
  • ¿A lo largo de la intervención nos van a dar alguna información?No. el Dr X saldrá cuando terminen, no informarán hasta entonces“. Teniendo en cuenta que es una intervención de once o doce horas, creo que sería imprescindible contactar con los familiares aunque sólo sea para decir: “Va todo conforme a lo previsto. Continuamos con normalidad“. Hace unos veinte años, a otro familiar directo le operaron de una intervención de corazón en la Clínica Mayo de Minessotta. También fue una intervención de varias horas, pero cada hora más o menos, salía alguien del equipo médico y les iba diciendo cómo iba el proceso. “Ya se ha completado la extracción. Todo transcurre según las previsiones que les dimos” “Ya han comenzado con la cauterización” “Ya está el corazón latiendo por sí mismo” etc, etc. ¡Qué menos! En este caso, a fuerza de insistir conseguimos que a las seis horas, un médico nos dijera que ya habían extirpado el tumor y que quedaba la reconstrucción. A partir de ahí todo fue más sencillo, la tensión nerviosa se rebajó considerablemente. No es tan difícil ¿verdad?
  • Casi doce horas después, el equipo médico “comparece” a explicar que todo ha ido muy bien. Que el tumor estaba muy avanzado y que lo han cogido “in extremis”. Que han limpiado muy bien la zona pero que a pesar de todo está previsto que le den radioterapia. Ahora a esperar que el postoperatorio vaya bien y no surjan complicaciones. Irá a la UVI, como mínimo 24 horas, que son dos días. Todo muy claro. ¿Seguro? Eso es lo que entendí yo, pero estábamos seis personas y cada una entendió matices distintos. ” ¿Pero le van a dar radioterapia?, porque han dicho que le habían limpiado muy bien” “Han dicho que el tumor estaba avanzado pero que el postoperatorio no tiene complicaciones” “Cuántos días va a estar en la UCI?”Ha dicho, uno” “No ha dicho dos, pero se convierten en tres porque este no cuenta“… Y por último… “¿Pero le han puesto hueso en la mandíbula o no?” “Pues no lo sé, no han dicho nada. Si le hubieran hecho eso, lo habrían dicho” “O a lo mejor lo dan por hecho. A mí no me queda claro porque esta mañana la enfermera hablaba sólo de músculo“. Y vuelta a empezar…

En definitiva, según mi experiencia de acompañante de paciente, en este caso se echa de menos:

  • Un espacio donde hablar tranquilamente. Un espacio físico a poder ser con sillas. El hecho de que un médico se siente, significa (o por lo menos esa es la imagen que da) que está más predipuesto a la comunicación. Si está de pie, da la sensación de que tiene prisa permanente y de que tú le estás retrasando en su importante cometido.
  • Tiempo para poder asumir la información y preguntar las dudas. Entiendo que el tiempo es un bien escaso y más en profesiones en las que “lo importante” es otra cosa, pero quizá sí pueda haber alguna persona del equipo con la que poder hablar, a la que poder dirigirse y confirmar informaciones.
  • Empatía. Todos somos o seremos en algún momento de nuestra vida “casos medicos” pero también somos Marta, José Mari, Pablo, Andrea, personas con nombres y apellidos que dudamos, sufrimos, nos asustamos…
  • El paciente ha cambiado. Está claro. Antes la figura del médico era una figura paternalista. Él era el que decía lo que te convenía y lo que debías o no debías hacer y tú te limitabas a obedecer. Ahora el paciente, informado y empoderado, pregunta, se plantea disyuntivas, quiere saber opciones qué tiene, y a veces hasta quiere participar en las decisiones.

Fuente de la imagen destacada: http://www.luzan5.com/

Durango señorial y Kukutze

De nuevo, un partido de basket volvió a ser la excusa perfecta para disfrutar de un bello día, esta vez en la bella Durango, localidad bizkaína ubicada en un valle rodeado de verdes montañas, próximo al Parque Natural de Urkiola.

Lo primero es lo primero, y lo primero fue el partido que nuestros chicos de Multilbasket disputaron contra el Tabirako en la preciosa cancha de Landako. El entrenador (y coach) de nuestros hijos, durangués de pro y extraordinario embajador de su tierra, entrenó durante veinte años en esta cancha “mágica” para muchos, y así lo percibimos nosotros que disfrutamos de un partido muy emocionante, al más puro estilo de Zulu.

Tras un enorme esfuerzo deportivo por nuestra parte (¡ejem1), nos dedicamos a disfrutar de Durango.

Comenzamos por el Mercado, una auténtica plaza de abastos que entre semana acoge los puestos de pescados, carnes, quesos, frutas, verduras y hortalizas procedentes del mar y de la huerta…

IMG_1057

A destacar la placa colocada en la pared con las frutas y verduas de temporada de cada uno de los meses del año.

IMG_1056

Este mismo mercado de abastos, ¡los fines de semana se convierte en otra cancha de baloncesto! Es sorprendente y da un poco de envidia, sobre todo para los de Pamplona, la afición que hay aquí por el baloncesto. Y me ha encantado esta historia del Tabirako.

En frente del Mercado hay un pequeño bar, el Bodegón Azoka, en el que comimos unos pintxos de bacalao y de merluza exquisitos.

Continuamos caminando hacia la Basílica Santa María de Uribarri, visitada por la Reina Isabel La Católica a finales del siglo XV durante un viaje a Durango y en el que destaca, entre otras cosas, su pórtico, que quedó arrasado en el bombardeo que sufrió la Villa el 31 de marzo de 1937 (se puede hacer un recorrido de lo que supuso aquella cruel acción en la que murieron casi 400 personas). Nosotros no vimos el interior, pero admiramos su hermosa fachada y el ambiente magnífico que se respiraba una mañana de domingo, en la que el Athletic jugaba en casa, por cierto.

Admiramos también el Ayuntamiento, uno de los más antiguos de Bizkaia y en el que destacan las pinturas de la fachada que fueron restauradas tras la guerra civil siguiendo el motivo original, obra de Ignacio de Zumárraga, inspiradas en “La Comedie Française“.

IMG_1059

Magníficos también el Arco de Santa Ana, de estilo barroco y una de las puertas de la antigua muralla; la iglesia de Santa Ana, y la plaza del mismo nombre en la que se ubica.

¡Parece mentira la extraordinaria mañana de sol que disfrutamos en pleno enero! Destacable también la cantidad de bares y locales que desplegaron la bandera de su equipo en una mañana en la que el Athletic le ganó 5-2 al Eibar.

IMG_1072

Alternando arte, pintxos y alguna cervecita se nos fue la mañana y nos dirigimos, cruzando la Plaza Ezkurdi, hasta el Restaurante Kukutze, un sitio muy recomendable, con una excelente relación calidad precio, una muy buena materia prima y una esmerada elaboración.

Comenzamos por un aperitivio a base de Tosta de Anchoas del Cantábrico con Guacamole. Exquisito.

IMG_1077

Como primer plato yo escogí Arroz Meloso con Foie, que estaba exquisito, muy bien ligado, muy fino y con una textura impecable.

IMG_1080

De segundo, Chipirones con Salsa de Calamares, en su punto, crujientes, delicados y gustosos.

IMG_1085

Y de postre un Hojaldre Relleno de Arroz con Leche exquisito y suave a pesar del arroz con leche que no es precisamente un plato de mi devoción.

IMG_1087

El precio del menú, 24 euros.

Es un lugar muy recomendable. Además de que se come muy bien, el local es amplio, el servicio muy correcto y el personal muy amable.

Erre Jota

IMG_1114El Josetxo era una institución en Pamplona. Comenzó siendo un pequeño establecimiento familiar situado en la mítica calle Estafeta fundado por el matrimonio compuesto por Alejandro Elizari y Felisa García. En 1985 sus hijas, Raquel y Mari Carmen Elizari,  lo trasladaron a la Plaza Príncipe de Viana convirtiéndolo en un sitio elegante, donde se comía maravillosamente bien y con una fama merecida y acorde al producto que ofrecían.

Después de varias generaciones, el 12 de septiembre de 2012, el Restaurante Josetxo  cerró sus puertas. Hasta que no hace mucho llegó de nuevo el relevo generacional y Raquel Eciolaza y Juan Oscáriz, nietos de los fundadores, lo reabrieron con un nuevo aire.

El Erre Jota (iniciales de Restaurante Josetxo) es ahora un local con una barra de bar en el piso de abajo, muy amplio y con su característico techo altísimo, y un comedor en la primera planta. El comedor puede acoger a unas 35 o 40 personas.

Ofrecen menú del día, menú de fin de semana, carta, raciones y pintxos, todo ello con el respeto a la materia prima que siempre han tenido y una exquisita elaboración.

Estuvimos tres amigas un jueves al mediodía y como queríamos algo menos contundente que un menú de tres platos, nos decidimos a compartir varios platos a modo de picoteo.

Comenzamos con un tartar de pescado y marisco con vinagreta de perejil, que estaba en su punto. Sabroso y delicado.

IMG_1118

La tosta de queso al gratén, mermelada de tomate y su ensalada también estaba exquisita y ligera.

IMG_1120

Continuamos con unas croquetas variadas (riquísimas).

IMG_1121

Y finalizamos con un pintxo: el clásico huevo roto del Josetxo. Un huevo a baja temperatura con una ligera bechamel (en lugar de clara) acomañado de trufa, hongos y foie. Imprescindible.

IMG_1124

De postre pedimos la tarta de frambuesas y helado de fresón. No muy dulce y nada ácido.

IMG_1126

La carta de vinos también está muy bien, es bastante amplia y presenta una muy buena relación calidad-precio. Nosotras tomamos Pago de Cirsus, un valor seguro.

Una comida exquisita y un trato amabilísimo.

Salimos a 30 euros cada una.

 

¡Txotx!

IMG_1004

Enero es tiempo de sidrería. Y el baloncesto es deporte para hacer cuadrilla. No porque yo lo practique, sino porque algunos de los padres que sufrimos en la grada todos los fines de semana, hemos encontrado otro punto común de interés: ¡la gastronomía por supuesto! Y ya llevamos varios años celebrando la temporada de la sidra, (y que nuestras hijas cada vez juegan mejor😉 en una pequeña localidad de Guipúzcoa llamada Aduna.

Ir de sidrería es más un rito que un acto gastronómico en sí. El origen hay que buscarlo en las antiguas catas o degustaciones privadas que celebraban los dueños de los caseríos con los compradores de sidra. En esa reunión, se abrían algunas kupelas con un palillo (txotx), para que el comprador pudiera catar distintas sidras y elegir la que más le gustara. Para acompañar la bebida, algunas veces se llevaban algunos alimentos (tradicionalmente bacalao y txuleta), que se asaban directamente en el propio caserío. Dado que la visita consistía en andar por el caserío probando la sidra de las distintas kupelas, la comida se realizaba la mayoría de las veces sin sentarse. Y así se mantiene todavía en algunas sidrerías, donde el menú se sirve de pie.

A la que fuimos nosotros, la sidrería Zabala, afortunadamente tiene mesas grandes y bancos corridos (algo también bastante común). Y desde luego la temperatura, como también suele ser habital en casi todas las sidrerías, era más bien fresca tirando a fría. Menos mal que después de cuatro o cinco viajes a las kupelas para probar las distintas variedades de sidra, comenzamos a entrar en calor.

IMG_0996

Los sabios del lugar saben que nada más llegar hay que colocarse la servilleta colgando de la cintura del pantalón, de manera que puedas secarte la mano después de haber puesto el vaso bajo el chorro de la kupela.

Culminado el rito iniciático, y todavía sin sentarnos en la mesa, comenzamos con la primera sidra del día al grito por supuesto de ¡txotx!. A lo largo de la comida lo oiríamos incontables veces, unas veces pronunciado por alguno de nosotros, otras veces por el encargado de la sidrería que nos anunciaba así que había abierto alguna kupela nueva, otras por los comensales de las mesas de alrededor. El caso es que entre risas, viajes a las kupelas y sorbos de sidra, fue transcurriendo el típico y delicioso menú de sidrería.

IMG_1012

Comenzamos por supuesto con unos chorizos a la sidra a modo de aperitivo.

Y enseguida nos sacaron la tortilla de bacalao, seguida de bacalao en sus dos versiones, frito con pimiento verde y con tomate y pimientos (calificado por ellos como “ajuarriero”). Extraordinarios los dos, pero especialmente el primero que, para mi gusto, mantiene mucho mejor el sabor intenso del bacalao.

En esta sidrería no sirven platos, se come “a rancho” directamente de la fuente y con el pan como único “salvavidas”. A mí no es que me agrade, la verdad, pero es cierto que el rito “ir de sidrería” es distinto del de “salir a cenar” con lo que te adaptas a comer sin pan, a ponerte de pie cada dos por tres, a salir fuera del local hasta una kupela situada en otro edificio cercano, a tener un cierto frío al llegar… Y no es que te adaptes, ¡es que lo disfrutas! Todo merece la pena porque se forma un ambiente divertido, de camaradería, de risas…

En muchas sidrerías se termina cantando al son de los instrumentos que por allí aparezcan o aporreando las mesas de madera. El ambiente es magnífico.

Tras el bacalao llega por supuesto la estrella del día (con perdón de la sidra): el txuletón.

IMG_1021

Aquí en Navarra y en el País Vasco, el txuletón lo comemos muy poco hecho. En algunos casos, incluso sangrante. Y la verdad es que es así como se aprecia todo el sabor de la carne.

El txuletón está bueno cuando tiene tres colores bien diferenciados: la primera capa, muy fina, de un color marrón tostado; la segunda capa, más gordita, de un color rosa claro; y la tercera capa, bastante más ancha (y más cuanto menos hecho esté el txuletón) de un tono granate, burdeos. Y por supuesto, la sal gorda, que se le echa al final y nunca durante el asado.

Terminamos el menú de sidrería con el tradicional queso Idiazabal, membrillo y nueces.

La comida fue exquisita, el ambiente magnífico, y la sidra, la gran protagonista… deliciosa.

El dueño nos dijo que elaboran la sidra con manzana autóctona de Guipúzcoa. La base fundamental está desde luego en la materia prima utilizada y en la mezcla adecuada de manzanas dulces, amargas y agrias. Es en septiembre cuando se inicia la recolección de la manzana y se elabora la sidra hasta el mes de noviembre. A mitades de enero y hasta abril (más o menos) es la temporada del “txotx” y posteriormente, hacia mayo, se embotella, para, finalmente, terminar con la distribución y venta.

La elaboración de la sidra es relativamente sencilla. Se seleccionan y lavan las manzanas y posteriormente se machacan o trituran. La pasta resultante se deja macerando y después se introducen en la prensa para extraer el mosto que es vertido en barricas de madera o kupelas. Tras la fermentación, alrededor de tres meses, la sidra ya está preparada para el consumo. Todo esto se realiza sin azúcares añadidos y el resultado es un jugo natural de sabor entre ácido y dulce con una graduación alcohólica de unos 6º.

Se suele tomar fría aunque recomiendan que la temperatura no sea inferior a 10 grados para poder disfrutar de sus propiedades y de su auténtico sabor natural.

IMG_1045

Después de un banquete tan rico, dimos un paseo hasta el centro de Aduna.

Situada sobre una colina del valle del río Oria, está a tan solo 18 km de San Sebastián y a 9 km de Tolosa. Tiene una iglesia del siglo XVI, aunque conserva una portada gótica anterior. El atrio es muy curiosos porque está cubierto de un tejado sobre estructura una de madera y la torre tiene la particularidad de terminar en una punta que no debe ser muy común por esta zona.

 

 

Bella Italia, Bérgamo medieval

IMG_0905

Bérgamo nos sorprendió porque, a diferencia de Milán, Verona o Venecia, casi no teníamos referencias sobre ella. Y resulta que es una ciudad preciosa, con un gran encanto y un profundo espíritu medieval.

Llegamos en coche desde Venecia y nos alojamos en un bed&breaksfast muy recomendable: Bella Italia, bastante bien ubicado, con una habitación familiar amplia y un baño enorme, conexión wifi perfecta, limpieza y servicio impecable y buenísima relación calidad-precio.

La ciudad está dividida en dos niveles: la ciudad alta y la ciudad baja.

La ciudad alta está rodeada por la muralla Véneta y conserva el adoquín en las calles, el aspecto del medievo, la atmósfera de historia… Y la ciudad baja, más moderna y funcional (y mucho menos hermosa) cuenta con amplias calles, negocios y tráfico.

Ambas zonas están comunicadas por un funicular.

Nosotros decidimos acercarnos a la ciudad alta en coche, pero tuvimos que dejarlo “extramuros” porque el tráfico rodado dentro de la antigua ciudad está muy restringido y sólo se permite el acceso de residentes.

Aún así, merece la pena iniciar la ascensión (porque la ciudad está sobre una colina) andando por las oscuras y (en nuestro caso y dadas las fechas en las que viajamos) solitarias callejuelas.

El corazón de la ciudad es la Piazza Vecchia, una denominación más que adecuada para una plaza a la que Le Corbusier calificó como “la más bella de Europa”. Aquí está el Palazzo del Podesta, el Palazzo del Comune, el Palazzo della Ragione y la Torre Cívica. Y en el centro, la exquisita fuente de los leones.

IMG_0906.JPG

Alzándose majestuosa hacia el cielo, la Torre Cívica  recuerda cada noche a las diez en punto el antiguo toque de queda, cuando se cerraban las puertas de la muralla y ya no se podía entrar ni salir hasta el día siguiente. El “campanone”, como se le conoce popularmente, suena nada menos que cien veces.

IMG_0908.JPG

La Basílica de Santa María Maggiore está considerada el monumento principal de Bérgamo (por delante incluso del Duomo). El exterior, bastante sobrio, no permite adivinar siquiera la impresionante majestuosidad del interior, recubierto de tapices, pinturas, esculturas, frescos, vidrieras, etc, etc. El compositor Donizzetti está enterrado en esta basílica en la que, además de la cúpula y los techos, es destacable el confesionario, ricamente tallado en madera.

Justo al lado se encuentra también el Duomo, dedicado al patrón de la ciudad, San Alejandro de Bérgamo, y la Capilla Colleoni.

Lo cierto es que nos quedamos con ganas de pasar más tiempo en Bérgamo porque, además, también aquí la gastronomía es extraordinaria.

Nosotros comimos en Caffe del Tasso, uno de los establecimientos más antiguos de Italia y que en la actualidad es una vinoteca muy recomendable. Por supuesto tomamos los Casonsèi de la bergamasca, que son unos raviolis rellenos de carne, miga de pan, frutas, quesos, pasas…  Exquisitos. Pero de Bérgamo no te puedes marchar sin probar algún dulce, y en mi caso no pude sucumbir a un maravilloso tiramisú.

 

 

Bella Italia – Venecia de ensueño

Como este blog no es ni pretende ser una guía de viajes, no intentéis encontrar en este entrada un listado detallado de todo lo que se puede hacer. Seguramente hay muchos más sitios que ver, muchos más museos que visitar, mejores restaurantes, mejores hoteles, etc, etc, pero lo que yo he vivido durante esos días en la ciudad de los canales ha sido tan entrañable y mágico, que os lo recomiendo vivamente.

IMG_0709

Venecia nos acogió envuelta en bruma. La niebla aumentaba la sensación de silencio y el frío era tan intenso que vació las calles dejándolas como una ciudad fantasma. Así fue mi primera e impactante visión de esta bellísima ciudad. Me pareció haber retrocedido siglos atrás, cuando sólo se oían los graznidos de las gaviotas y las campanas de las iglesias y basílicas que salpican toda la isla.

IMG_0750

IMG_0719

Pasear por sus calles, contemplar sus palacios, imaginar su esplendor pasado, adivinar la vida entre sus canales, es un auténtico placer.

Por resumir, en mi opinión, hay nueve cosas que ver/hacer obligatoriamente en Venecia:


1. Sobrecogerse en Santa María de la Salute

Erigida en el siglo XVII para celebrar el final de la epidemia de peste que eliminó a gran parte de la población de la Región del Véneto, es una de las iglesias más emblemáticas de la ciudad, reconocida por su enorme cúpula. La peste fue devastadora en toda Europa, pero en esta zona, especialmente espeluznante. Según algunos historiadores se acumulaban tal cantidad de cadáveres y de enfermos moribundos, que decidieron trasladarlos en barcos a Poveglia. En las muchas tiendas de máscaras que pueden encontrarse en la ciudad de Venecia, siempre hay una muy típica terminada en pico. Una máscara que no corresponde a ninguno de los personajes propios del carnaval veneciano, como Pierrot, Colombina, Arlequín o Polichinela. Esa máscara representa a “Il Dottore della peste” o “El doctor de la peste”, una profesión que surgió en el medievo en Venecia para atender a todos los que enfermaban de peste bubónica o peste negra. Estos médicos llevaban un abrigo hasta los tobillos, gafas, sombrero, guantes y una vara para apartar a los enfermos que se acercaban demasiado por miedo a que le contagiaran. Y además, cubrían su cara con esta máscara en forma de pico que rellenaban con plantas aromáticas para disimular el hedor de la muerte y la enfermedad.

IMG_0788


 2. Enmudecer en la Piazza San Marcos

Hace honor a su fama de “Salón más bello de Europa” (Napoleón dixit) y desde luego es el sitio idóneo, o por lo menos uno de ellos, para sufrir un auténtico síndrome de Stendhal.

La realidad es que parece imposible que pueda existir tanta belleza. En esta plaza compiten para llamar la atención del visitante embelesado: la basílica de San Marcos, el Campanile, el Palacio Ducal y las Torres de San Marco y San Teodoro.

La basílica es espectacular. Cuanto más la contemplas, más matices descubres. La entrada al interior es gratuita pero no dejan acceder con mochila por lo que hay que pasar antes por una consigna gratuita situada en la Calle San Basso, en el lateral izquierdo de la basílica. El interior es de un dorado refulgente y destaca, sobre todo, la tumba de San Marcos, en el altar mayor, y la Pala de Oro, un retablo de oro y piedras preciosas elaborado por orfebres de la Edad Media.

Al Campanile no subimos porque, como podéis observar en las fotografías, había muchísima niebla, pero es digno de admirar, solemne y elegante en mitad de la plaza.

El Palacio Ducal es coqueto y armonioso. Es uno de los símbolos de Venecia y no puedes dejar de contemprarlo sin imaginar a Casanova escapando por sus tejados.

Y las Columnas de San Marco y San Teodoro que se alzan a la entrada de la plaza, junto al Gran Canal, impresionan desde que te enteras de que fueron erigidas en granito en 1172 en el lugar en el que se celebraban las ejecuciones públicas.

Tuvimos ocasión de comprobar cómo la piazza se inundaba por “acqua alta” pero las pasarales, que ya estaban preparadas, fueron inmediatamente colocadas para que pudiéramos continuar paseando por su suelo pavimentado sin mojarnos.


 3. Recorrer el Gran Canal en vaporetto

El Gran Canal es, como su propio nombre indica, el más largo de los canales de Venecia. La ciudad está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes. La única manera de llegar a Venecia desde tierra firme es atravesando el Puente de la Libertad, que desde la vecina ciudad de Mestre accede hasta Piazzale Roma. En el interior de la ciudad no hay tráfico rodado de ningún tipo y sólo se puede transitar a pie o por los canales (en vaporetto, góndola, tragheto…).

IMG_0878

Merece la pena recorrer en vaporetto los cuatro kilómetros del Gran Canal observando, en sus 45 minutos largos de recorrido) la majestuosidad y elegante decadencia de los palacios, casas señoriales, iglesias, ect situadas a ambas orillas.

El Gran Canal cuenta además con cuatro grandes puentes:

  • El puente de Rialto, el más antiguo de Venecia. Tuvimos la mala suerte de verlo en obras y tapado por una lona gigante de la marca Diesel cuyo propietario, Renzo Rosso, ha donado cinco millones de euros para ayudar a costear un proyecto complejísimo de restauración.
  • El Puente de la Academia: de madera y situado al lado de la Galería de la Academia, una de las pinacotecas más importantes del mundo
  • Puente de los Descalzos: También llamado Puente de la Estación.
  • Puente de la Constitución: Diseñado por el español Santiago Calatrava generó una enorme polémica por su elevado coste, su retraso en la ejecución y su estética moderna que rompe con el estilo de las construcciones venecianas.

 

IMG_0877
Puente de la Academia

 


4. Cruzar a San Giorgio Maggiore

Para visitar la enorme iglesia ubicada casi en frente de la Piazza San Marcos. Merece la pena subir al campanile porque la altura es similar a la del Campanile de San Marcos, la subida se realiza en ascensor y tiene muchísimas menos colas. Nosotros estuvimos el 6 de enero y no había nadie. Hicimos la visita a la iglesia y la subida al campanile completamente solos. Un verdadero lujo.


5. Admirar Santa María dei Frari

Su fachada exterior, sencilla y un tanto anodina, esconde un interior deslumbrante y majestuoso. Pero la verdadera luz, la proporcina una pintura, la Asunción, de Tiziano, que cuelga sobre el altar Mayor. Impresionante e imprescindible.

IMG_0796


 

7. Visitar Murano (aunque no vayas a comprar cristal)

Es la isla más grande de Venecia y merece la pena una visita. Está llena de boutiques con piezas de artesanía en cristal, muchas de ellas auténticas obras de arte. Allí está también el Museo del Cristal y la Basílica de Santa María y San Donato, una de las más antiguas de la laguna.


8. Callejear

No me extraña que digan que a Venecia hay que ir por lo menos una vez en la vida. Es extraordinariamente placentero pasear por sus calles/canales, admirar sus edificios, contemplar sus obras de arte, imaginar la vida a la orilla de una inmensa laguna… Enero es un mes muy frío en Venecia, pero a cambio, la pudimos disfrutar casi sin turismo. Sin colas, sin agobios. Es una ciudad orgullosa de su antiguo esplendor y magnífica en todos los sentidos. No hay que perderse el mercado de Rialto, las tiendas de máscaras, los gondoleros, los comercios de especias, los puentes, el canareggio o guetto judío (que cuenta con cinco sinagogas y el museo hebraico)… En fin las posibilidades son infinitas y tantas como visitantes.


9. Y por supuesto comer

Qué decir de la gastronomía italiana… Como veis, una auténtico festival.

 

Os dejo tres restaurantes recomendables:

Rossopomodoro. Muy buena relación calidad-precio. Local muy grande.

Da Stefano. Comida local. Sencillo pero de buena calidad. Bien de precio.

Colors. Pizzeria en Campalto (muy cerca del Puente de la Libertad y del Hotel Marco Polo, donde nos alojamos). Pizzas enormes y baratísimas. No son las mejores de Italia pero sientan bien después de una durísima jornada de caminata en Venecia.

(El Hotel Marco Polo está muy bien de precio y en una ubicación excelente. Sin embargo, la habitación familiar es bastante justa y el baño bastante antiguo. El desayuno es correcto y el trato del personal amable).

 

 

La Remolacha

remolacha

Relativamente cerca del centro de Pamplona, La Remolacha es un coqueto restaurante con una carta no excesivamente larga pero exquisita y muy cuidada.

El local es de un estilo ligeramente provenzal con unas cuantas mesas de madera blanca y una pequeña barra de bar a la izquierda.

Estuvimos cuatro amigas un viernes al mediodía y pedimos el menú.

Comenzamos con dos pequeñas pero sabrosísimas croquetas de jamón, cortesía del local.

IMG_1106

el primer plato consistía en una crema de alubias rojas con un ravioli de berza y morcilla. La crema estaba finísima y el ravioli suave y sorprendente.

IMG_1107

El segundo plato era un un lomo de merluza sobre un lecho de arroz negro. Perfecta la merluza, tersa y bien cocinada, y muy rico el contrapunto del arroz.

IMG_1110

Tercer plato, en este caso carne, con un taco de termera hojaldrado y con salsa de hongos. Delicioso.

IMG_1111

De postre, es muy recomendable “nuestro vaso de leche con galletas”, un helado de galleta con crema de leche, que recuerda al sabor de nuestra infancia.

Precio: 20 euros.

Extraordinaria relación calidad-precio.

 

Bella Italia – Romántica Verona

De camino a Venecia, decidimos pasar el día en la ciudad de Verona, a la que Shakespeare dio fama universal cuando situó entre sus estrechas y bonitas callejuelas la trágica historia de Romeo y Julieta. Desde entonces, Verona se ha convertido en la ciudad de los novios y los amantes por la que centenares de parejas pasean y acuden casi en romería hasta la casa de la bella Julieta.

IMG_0615(1)

La casa está en “Lo Stallo del Cappello”, una antigua torre del siglo XIII que era, según la tradición, la casa familiar de los Capuleti veroneses (Capulettos en la obra), la familia de Julieta. En el patio, se encuentra la estatua de bronce de la joven, obra de Nereo Costantini, convertida en uno de los símbolos de Verona y junto a la que se fotografían miles de jóvenes.

Ahí está también el famoso balcón al que Julieta se asomaba en la obra de Shakespeare solo que, desgraciadamente, no es el original, ya que fue añadido en la restauración que se hizo en 1928. A la entrada de la casa, hay miles de mensajes de amor escritos en todos los idiomas imaginables.

IMG_0612

Pero Verona es mucho más.

Para empezar, tiene la fabulosa Piazza delle Erbe, admirada por artistas de todos los siglos y tendencias y en cuyo centro se levanta la fuente de la Madonna frente al espléndido Palacio Maffei.

IMG_0672

Y en el centro, la Torre dei Lamberti, de 84 metros de altura y considerada el mirador de Verona.

IMG_0673

Pasear por la plaza curioseando entre los distintos puestos del mercadillo de Navidad; tomar un spritz en alguna de las preciosas terrazas que la circundan; o admirar los imponentes edificios, síntesis de muchos y distantes periodos históricos, son sólo algunas de las cosas que se pueden (y se deben) hacer en esta coqueta ciudad.

Muy cerca de la piazza, hay un bonito restaurante, Ristorante Trattoria Impero donde comimos uno de los platos más típicos de la gastronomía del Véneto, la polenta e baccalà. Probablemente, el bacalao sea el plato más típico de la cocina veneciana y se sirve como “Baccalà Mantecato”, es decir, al estilo de nuestra brandada, con aceite de oliva, ajo y parejil. Y en esta zona del Véneto, se suele acompañar de polenta, un potaje elaborado con harina de maíz, muy suave pero contundente.

IMG_0656

Probamos también los spaghetti vongole y el archifamoso escalope a la milanesa, ambos platos muy recomendables.

Pasear por las calles de Verona es viajar por el tiempo porque la ciudad ha conservado un número considerable de monumentos de la Antigüedad Grecorromana, de la Edad Media y del Renacimiento.

IMG_0665

Pero el monumento símbolo de la ciudad por excelencia (con permiso de los jóvenes amantes) es el Arena (siglo I d.C.),un anfiteatro construído para los legendarios combates de gladiadores y que está magníficamente conservado. El mármol blanco y rosáceo del Véneto, brillante bajo los escasos y débiles rayos de sol, consiguen imaginar (e incluso escuchar) los gritos de la multidud aclamando a los héroes, los rugidos de las fieras, la mirada fija en el César…

IMG_0588

En la actualidad, sin embargo, es, según dicen, el escenario de ópera al aire libre más famoso y más espectacular del mundo.

IMG_0578

Y todavía hay más.

No hay que irse de Verona sin caminar por la Calle Mazzini, una de las más antiguas y sugerentes de Europa y repleta de tiendas de marca. Conecta la Piazza Bra (donde está ubicado el Arena) con la Piazza delle Ebre.

Tampoco hay que dejar de ver la Plaza de los Señores y el Arche Scaligere, un pequeño cementerio donde están sepultados los Scaligeri, una de las familias más poderosas de Verona durante la Edad Media.

IMG_0669.JPG

Por supuesto hay que acercarse al Duomo de Verona, una preciosa iglesia dedicada a Maria Asunta.

IMG_0684

Sin olvidar el Puente de Piedra, el único puente romano que queda en la ciudad y desde el que se ve el Castillo de San Pedro.

IMG_0678.JPG

Bella Italia -Nostálgico Lago di Como

IMG_1089Desde Milán hasta Bellagio hay 70 kilómetros por una autovía muy cómoda. Ya en el lago, a partir de Paré, la carretera se vuelve sinuosa conforme va bordeando el agua, pero es amplia y se puede circular muy bien mientras se contempla el imponente paisaje.

El Lago di Como tiene forma de “y” invertida, y justo donde se juntan los dos brazos inferiores se emplaza Bellagio, una bellísima localidad con unas extraordinarias vistas a la laguna y a los picos de los Alpes que se adivinan detrás.

IMG_0495

Conocida como “la perla del lago“, Bellagio tiene ese aire elegante y decadente de los años veinte. La atmósfera, el espíritu del lago, producen una sensación de intemporalidad, y da la sensación de que bajando por alguna de las empinadas callejuelas que se precipitan sobre el lago, podrías cruzarte con Marcello Mastronianni con su traje blanco y su sombrero de panamá, como en la encantadora película “Ojos Negros”.

IMG_0492
Bellaggio
ojosnegros
Ojos negros

El aire nostálgico de Bellagio y de todo el lago di Como en general, se agudizó por las fechas en las que viajamos. Enero no es mes para el turismo y las callejuelas estaban frías y silenciosas, pero la bruma de la mañana, la niebla que descansaba silenciosa sobre el lago, redoblaba esa sensación de encanto y de fiestas pasadas.

IMG_0508

De Bellagio tomamos un barco hasta Varenna, pequeño pueblecito de pescadores que conserva el aire de nobleza que se respira en todo el lago. Son barcos que circulan constantemente entres los pueblos que circundan el lago y que funcionan con mucha puntualidad. El trayecto no llegó a los quince minutos pero mereció la pena. La vista desde el otro lado, es aún más bonita si cabe, y la atmósera sigue siendo increíble.

IMG_0556

IMG_0516Comimos en un pequeño restaurante, Osteria L’Orso, regentada por una familia muy amable. Los penne all’arrabbiata, sencillamente fabulosos.

IMG_1088Paseamos hasta el otro lado del pueblo por un romántico caminito que va bordeando el lago y nos detuvimos a contemplar los barcos, las gaviotas, las nieblas que descendían de los Alpes y la magia de un lugar que parece anclado en el pasado.

Al caer la tarde nos acercamos hasta Como, la localidad que da nombre al Lago y que es bastante más grande que las anteriores. La ciudad estaba celebrando la Epifanía de los Reyes Magos y paseamos por un mercadillo navideño exquisito.

IMG_0559

 

Desde Como se puede tomar el funicular hasta Brunate desde donsde se contemplan espectaculares vistas del lago y de la ciudad de Como.

IMG_0557

Es una ciudad acogedora, con una casco histórico digno de visitar, de inspiración medieval y con una grandiosa catedral. Está también plagado de tiendas de lujo y muchos otros pequeños comercios de aceites, vinos, especias italianas, pasta, etc.

IMG_0561IMG_0568

 

Bella Italia – Elegante Milán

Este año ha comenzado con toda una declaración de intenciones: un viaje por el norte de Italia. No se me ocurre mejor manera de iniciar un nuevo camino (aunque sea de 365 días) que haciendo lo que más me gusta, viajar.

El 3 de enero, celebrada la Nochebuena, la Navidad, la Nochevieja y el Año Nuevo, y habiendo cumplido debidamente con el pavo, cogimos el coche y nos pusimos rumbo a Barcelona. Pasamos allí el domingo, recorriendo la Rambla, el Paseo de Gracia y la Barceloneta, y a la intempestiva hora de las 6:20 de la mañana embarcamos en un vuelo con destino al aeropuerto Orio al Serio de Bérgamo.

Allí recogimos el coche de alquiler (un precioso Alfa Romeo – Giuletta) y nos dirigimos a Milán. Nos alojamos en el Oasi Village Hotel Resort, muy recomendable por su ubicación, por su extraordinaria relación calidad-precio y por la amabilidad del personal. Y rápidamente nos dedicamos a disfrutar de Milán. El coche lo dejamos aparcado justo en frente del hotel, en zona azul, para lo que tuvimos que comprar una tarjeja de parking (como las que había antiguamente en Madrid) en un estanco situado a la vuelta de la esquina.

Elegante Milán

IMG_0396

Como este post no pretende ser una guía de viajes, no voy a extenderme sobre todo lo que se puede ver en Milán. Sólo quiero señalar que el Duomo di Milano es grandioso, extraordinario. La entrada al templo nos costó dos euros e incluía la visita al Palazzo Reale (que acoge multitud de esculturas procedentes muchas de ellas del propio Duomo). No subimos al Campanile porque las brumas estaban muy bajas y no íbamos a ver nada pero sí nos deleitamos en el interior del templo, sorprendentemente oscuro con respecto a su blanca y reluciente fachada.

IMG_0413

Tuvimos que hacer cola para entrar, no porque hubiera mucha gente, sino porque uno por uno tuvimos que pasar por un detector de metales de mano y por el registro de mochilas y bolsos. Se notaba el nivel de alerta tras los atentados de París, en que eran soldados del Ejército los que se ocupaban de los cacheos y los que vigilaban los aledaños de la Catedral.

IMG_0405

Comimos en Caffè Sforzesco, un coqueto restaurante muy cerca de la Piazza del Mercanti, pintoresca plaza situada muy cerca del Duomo con un agradable encanto medieval. Estuvimos estupendamente atendidos por un camarero argentino que había vivido durante un tiempo en Pamplona (casualidades que tiene la vida). En esa zona es muy típico el rissotto con azafrán, que estaba exquisito, y por supuesto los spaghetti funghi porcini.

 

IMG_0468

En la misma Piazza del Duomo está la Galleria Vittorio Emanuele II, una galería comercial diseñada en el siglo XIX en la que se pueden encontrar tiendas muy elegantes, restaurantes y cafeterías muy agradables y desde luego, muchos visitantes. Si de día es grandiosa, de noche, y con la iluminación navideña, es espectacular. Merece la pena visitarla.

IMG_0442

IMG_0439

Muy cerca de la Gallería Vittorio Emanuele II y de la Piazza del Duomo, está La Scala, como sabéis, uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. El lujo y el esplendor está en el interior del edificio porque la fachada, de estilo neoclásico, es bastante sobria. Como anécdota, la primera ópera que se estrenó en La Scala fue L’Europa riconosciuta de Antonio Salieri, al que conocemos, principalmente, por la rivalidad que tuvo con Mozart y que, según la película Amadeus, le llevó incluso a planear su muerte.

Pero si por algo es famoso Milán, es por el diseño de moda, y más en el cuadrilátero de oro, delimitado por cuatro calles – Vía Monte Napoleone, Vía Alessandro Manzoni, Vía della Spiga y Corso Venecia. Armani, Versace, Alberta Ferretti, Dolce e Gabbana, Prada, Fendi, Louise Vuitton, Channel, Bottega Veneta, Gucci, Bulgari, Cartier, Valentino o Gianfranco Ferré, son sólo algunas de las marcas que están presentes en estas calles exquisitamente cuidadas y en las que brillan como cuadros en un museo los espectaculares escaparates.

IMG_0435

La única pena que me quedó de Milán fue no visitar la Iglesia de Santa Marie Delle Grazie, donde se encuentra una de las obras maestras de la Historia del Arte: La Úlima Cena, de Leonardo Da Vinci. Lo bueno de improvisar es que te lanzas a la aventura de viajar con una ilusión enorme; lo malo es que si no planificas, te quedas sin entradas…

 

Pavo de Navidad

De niña era una peliculera y quería que mis navidades fueran como las de Mujercitas y como las de Qué Bello es Vivir. Los libros que leía, los Burda de mi madre, los dibujos de los cuentos… todos mostraban unas Navidades felices ¡y con pavo! Por eso me pasé la niñez protestando, año tras año, porque mi abuela, que era la que cocinaba en casa, no hiciera pavo asado y sí se pasara horas con el insufrible cardo (insufrible entonces, porque me encanta desde hace muchos años) los dulces orejones (que por aquél entonces pensaba que eran orejas de cerdo secas y deshidratadas _en fin_) o la merluza langostada (exquisita y deliciosa pero que por supuesto tampoco me convencía).

Así que hace seis años, cuando estábamos discutiendo en familia el menú que haríamos en Navidad, mi madre dijo: ¿no eras tú la que nos martirizabas año tras año con que querías pavo asado? ¿No nos decías que no entendías porque no podíamos cenar igual que en las películas? Ahora que tienes tu propia casa, haznos tú el pavo.

La moción fue secundada ruidosamente por toda la familia y yo recogí el guante con un ademán torero y un: “vais a flipar porque voy a hacer un pavo histórico“. Efectivamente acerté porque ahora, para bien y para mal, forma parte de la historia de la familia y como ya se ha repetido cinco años consecutivos, constituye una tradición secular inamovible.

Antes de hacer el pavo, realicé una importantísima labor de investigación a lo largo y ancho de Google y me quedé absolutamente estupefacta de la inmensidad de recetas que existen de pavo relleno. Recopilé muchas, mezclé varias, introduje variantes e innovaciones propias y, al final, he dado con una receta que triunfa año tras año y que hoy comparto con vosotros por si os puede servir de ayuda o inspiración.

A estas alturas de la vida, el pavo lo encargo deshuesado (es mucho más fácil de servir). Suele pesar, deshuesado, unos 3 kg. Con huesos y carcasa, 4 y medio, y la receta es la siguiente:

Se pocha una cebolla, una docena de ciruelas sin hueso, una docena de dátiles, varios orejones de melocotón, unas pasas (previamente hidratadas un minuto en un vaso de agua dentro del microondas), tres lonchas de bacon (ahumado) y un puñado de piñones. Sal y un chorro de coñac.

IMG_0334

IMG_0335

Mientras se hace (lentamente) se salpimenta el pavo por los dos lados y se le embadurna de aceite de oliva.

IMG_0337

Se rellena con la mezcla  y se cose. Si sobra algo, se reserva para acompañamiento. Se le inyecta coñac en los muslos y pechugas.

IMG_0338

En un mortero se majan dos o tres ajos, un vasito de aceite, un vasito de agua, un vasito decoñac, pimienta, romero y sal. Se le echa un poco del preparado por encima y se mete al horno, calor por arriba y por abajo, a 190º.  El tiempo de horneado es de entre tres y tres horas y media.

Cuando ya está hecho, se coloca el pavo en una fuente, se descose y se sirve junto a la guarnición escogida. Yo hago puré de manzana, chalotas glaseadas y salsa de arándanos. Se
acompaña, además, del jugo que ha soltado el pavo al asarse que se sirve en una salsera.

Tres trucos:

  1. Es importante untar20726_4609196439950_1539689090_n el pavo con aceite de oliva virgen extra. El aceite de oliva va a sellar sus tejidos, protegiéndole de la deshidratación por efecto del calor.

  2. Es conveniente regarlo muchas veces con la mezcla que se ha preparado en el mortero para hidratar sus tejidos.

  3. El líquido que no absorbe se queda en la bandeja y se mezcla con el propio jugo que va soltando el pavo al asarse. Este jugo se utiliza como salsa.

 

 

Yo también corro

IMG_0991Sí. Lo confieso. Llevo dos años y medio corriendo (parando a veces para trabajar, dormir y demás😉 y a estas alturas de la vida, me gusta. Empecé un poco por imitación (cada vez más personas de mi entorno comenzaban a correr) y porque realmente era el único deporte que me permitía ir a mi aire, sin horarios y sin obligaciones. Así que después de este tiempo y de mucho sufrimiento, ahora realmente puedo decir que hay muchas veces que disfruto de la carrera y aunque muchas otras veces sufro como una persona mayor, estoy contenta del resultado y de continuar en la brecha.

Os lo recomiento a todas las mujeres pero especialmente a las de mi edad (sí, una edad estupenda!!!). Correr da energía, da fuerza, te sientes estupendamente cuando terminas, te enorgulleces de haber conseguido un nuevo reto y además está muy recomendado para evitar o retrasar la temida osteoporosis. Es un antidepresivo natural y encima no engorda.

Se nota que es un deporte al que nos hemos incorporado masivamente las chicas y cada vez en más tiendas de moda (véase Primark, Berskha, HyM, Mango, etc) se ve ropa deportiva específica de running. También marcas como Nike o Adidas han apostado claramente por el diseño femenino en la ropa deportiva.

Hablando de moda, os dejo un vídeo que ha publicado la web Mode en el que se puede ver la evolución en la forma de vestir que hemos experimentado las mujeres a la hora de hacer deporte.

Este año 2015 lo he terminado corriendo la San Silvestre de Egües, una carrera muy recomendable por su sencillez (apenas son cinco kilómetros), por su horario (las once y media de la mañana), por su ambiente (mucha gente disfrazada y con ganas de pasarlo bien) y por su trazado (bastante fácil a excepción de la cuesta final que está hecha para odiar a todos aquellos que te van adelantando con sorpredente facilidad. Como hacía Indurain con Claudi Chiapucci en aquellos míticos Tours de los años 90).

ic2

Ábaco

abaccopresentacion

El restaurante Ábaco tiene, por lo menos, dos peculiaridades. La primera que está situado en el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte, un espacio destinado a actividades expositivas y sociales relacionadas con la cultura contemporánea y que se encuentra a unos 6 kilómetros de Pamplona. El edificio, obra de los arquitectos Franc Fernández de Eduardo, Carles Puig y Xavier Vancells consiste en un cubo negro de 6.500 metros cuadrados que se articula en tres plantas. El espacio exterior se encuentra tapizado por una malla metálica que define un área para acoger actividades al aire libre.

La segunda es que el Bar-Restaurante ha sido premiado hasta en cuatro ocasiones en la Semana del Pincho de Navarra que se suele celebrar anualmente en primavera. En 2010, 2013, 2014 y este 2015 se ha hecho con el oro, mientras que en 2012 logró el bronce. También ha ganado el certamen del Campeonato de Pintxos de Euskal Herria dos veces, y ha sido galardonado con el premio a la Tapa más innovadora de España.

En resumen, un sitio que merece, por lo menos, una visita obligada.

Estuvimos comiendo un día entre semana, y tiene dos tipos de menú: un menú del día por 24 euros absolutamente magnífico con seis primeros, seis segundos y seis postres a elegir; y un menú degustación por 26,50 también maravilloso pero que se debe encargar para toda la mesa. El fin de semana el menú asciende a los 37 euros e incluye cinco platos y aperitivo.

Escogimos el menú del día pero para comenzar, decidimos probar el pincho ganador de este año: el Street Food. En palabras de los hermanos Jesús y Luis Íñigo, propietarios del bar Ábaco, el pincho ganador es “un pan vietnamita que se llama banhmi“, un pan muy esponjoso y adecuado para freír. Afirmaron que este año, como querían darle un sabor oriental, pensaron en este pan que han rellenado con una mahonesa de atún, escabeche de verduras, atún crudo marinado y dos gominolas de soja, y encima microbrotes tiernos de lechugas. El resultado es espectacular.

IMG_0010

Elegí como primer plato una Ensalada de langostinos con fideos de arroz, sencilla pero con el punto de contraste de los fideos.

IMG_0011

Y de segundo, el Bacalao Ajoarriero en Costra de Patata, suave, sabroso y terso.

IMG_0012

De postre tomé la Torrija con Sopa de Leche Merengada, en su punto de dulzor.

IMG_0013

Excelente relación calidad-precio. Cocina basada en una buena materia prima pero llena de matices sorprendentes. Un sitito muy recomendable.

 

Topaze

TopazeTopaze es un libro maravilloso que habla de la amistad entre un pájaro y una niña. Pero la grandeza de este libro no reside en su argumento, que es precioso, ni en sus descripciones, emocionantes, o en sus diálogos sencillos y emotivos. Reside sobre todo en que está escrito por un gran amante de la lectura que ha escrito su primer libro a los 72 años (¡nunca es tarde!) Y en que el diseño de la portada es obra de una niña que todavía no sabe qué va a hacer cuando sea mayor pero que tiene alma de artista. Y porque los protagonistas son seis primos que se quieren a rabiar y que disfrutan mucho de los veranos en el pueblo.

Aquí lo tenéis para todos los que lo queráis disfrutar.

La interconexión que nos ofrece Internet abre muchas posibilidades a los periodistas

Este es el tercer año que participo en un programa de Foro Europeo destinado a  alumnos procedentes de la Universidad Sagrado Corazón de Puerto Rico. Gracias a este programa, los alumnos especializados en distintas áreas de comunicación asisten a distintas sesiones entre las que se encuentra una sobre comunicación. A mi me resulta muy gratificante compartir una jornada hablando sobre comunicación y aprendo muchísimo con todos ellos.

Un síndrome cada vez más contagioso

imagen síndrome up

Hace un par de años por estas fechas unos amigos tuvieron una niña con síndrome de Down. Cuando otra amiga común me lo dijo, ambas coincidimos en las frases tópicas: “qué pobres, vaya palo se habrán llevado”. “Eso sí que es un problema y no las tonterías de las que nos quejamos habitualmente”. Y sentimos, con absoluta sinceridad y empatía eso sí, que habían recibido una mala noticia y que por tal motivo estaban sufriendo.

¡Qué equivocadas estábamos y qué concepto tan arcaico y tan básico teníamos de la discapacidad!

Es cierto que, como dice Iñigo Alli, nadie idealiza a su futuro hijo como un bebé discapacitado. Lo imaginamos como un futuro Messi, como una preciosidad de rasgos perfectos, o como el niño perfecto de todos los anuncios de pañales y leche infantil.

Pero afortunadamente la vida tiene también sus propias ideas. No sé quién dijo aquello de: “si quieres ver reir a Dios, cuéntale tus planes”.

De repente un día llega un niño distinto a lo que esperas. Y las personas de su entorno, sufren. Claro que sufren. Aunque sólo sea por un mero incumplimiento de las expectativas y por el futuro, de repente nebuloso, que imaginan se presenta ante sus ojos. Pero ese momento es sólo el resultado de la adaptación a la nueva realidad, porque a partir de entonces, descubren que la discapacidad es en realidad optimismo, fuerza, valores, energía vital. Por encima de la discapacidad, de la capacidad, de las habilidades, de la pericia o de las condiciones innatas, todos somos personas con la obligación de crecer, tanto por fuera como por dentro. Y ese es el grado en el que nos debemos medir.

Crecemos cuando somos capaces de darnos cuenta de qué es importante y qué es superfluo. Crecemos cuando damos a las personas la importancia que se merecen. Y crecemos cuando entendemos que la vida es mucho más que normas establecidas.

Afortunadamente hay personas que no se conforman con verlo así, sino que se empeñan en darlo a conocer, en hacernos partícipes a todos de esta forma de ver la vida. Y de una experiencia vital surge entonces, con enorme generosidad, la idea de organizar un evento que muestre a la sociedad la gran suerte que todos tenemos por convivir personas distintas y las enormes expectativas de enriquecimiento mutuo que esta convivencia genera.

Esa es la iniciativa Síndrome UP, que, ideada por Iñigo Alli y Mariano Oto, ha nacido y crecido en las redes sociales, organizada y gestionada por magníficos profesionales y maravillosas personas, para después saltar a nuestra otra vida, la física, en un Congreso que comienza mañana en Pamplona y que va a reunir a expertos en educación, psicólogos, periodistas, profesores, psicopedagogos, y, ante todo, seres humanos con interés en aprender de la discapacidad.

Yo tengo el enorme honor de participar en uno de los talleres del Congreso social, el de Periodismo, y estaré compartiendo mi visión de la profesión con la de otras personas con distintas capacidades a las mías que me enseñarán a ver la realidad de una manera distinta.

Os animo a que sigáis el Congreso en Streamig y a que os acerquéis a este proyecto que tanto tiene que ofrecernos y que enseñarnos.

Mirad estas maravillosas fotografías y lo comprobaréis.

Iniciador Valladolid

Estoy encantada porque el próximo martes, 14 de junio, acudo a Iniciador Valladolid.

Iniciador, como ellos mismos lo definen,  es una comunidad de emprendedores sin ánimo de lucro que tiene como objetivo fomentar y facilitar el “emprendizaje”. Para conseguirlo se organizan actividades de emprendedores para emprendedores, donde puedan compartir conocimiento y experiencias, y que fomente las bondades de la cultura empresarial.

Yo he tenido el placer de estar en varios Iniciador Navarra (organizado extraordinariamente bien por Oscar Matellanes, Daniel Pinillos y Javier Guembe),  y son fantásticos. Toda una experiencia. Así que para mí es un gran honor haber sido invitada a participar en la Mesa Redonda: El Negocio de la Gastronomía, y compartir conversación con personas de la categoría de:

Jezabel González, una de las organizadoras (junto con Manuel A. Velázquez), ya me ha dicho que las “intraemprendedoras” somos bienvenidas a Iniciador.

Desde aquí mi más profundo agradecimiento por esta invitación que me hace doble ilusión porque nunca he estado en Valladolid. Y eso que tengo allí a un amigo, Roberto González, @el pingue, a quien espero ver. (Pingue, si estás al otro lado manifiéstate por favor😉.

Hasta el martes en Valladolid!!

Entrevistada por Oro Comestible

Se acerca el III Encuentro Navarra Gourmet de Bloggers Gastronómicos. El próximo fin de semana empieza el Jueves 2 de Junio en Estella para todos los amantes de la gastronomía Navarra y qué mejor momento para entrevistar a Marta Borruel, responsable de comunicación de la marca Reyno Gourmet y organizadora de dicho evento.

1. ¿Fue creado Reyno Gourmet exclusivamente como herramienta de comunicación de la Gastronomía Navarra?

No, no fue creada exclusivamente como una herramienta de comunicación. Reyno Gourmet es una marca creada por el Gobierno de Navarra para la promoción de nuestros productos agroalimentarios de calidad. Su finalidad es impulsar la notoriedad y prestigio de nuestras marcas y potenciar su desarrollo y expansión exterior. En estos cuatro años de andadura, Reyno Gourmet se ha posicionado como la marca de referencia de la gastronomía navarra, una gastronomía asentada en una cocina tradicional y detallista que ha sabido fusionarse con las nuevas corrientes culinarias y que se sustenta sobre todo en la calidad de sus productos. Y es que Navarra cuenta con dieciseis Certificaciones de Calidad y ocho Normas Técnicas Específicas, todas ellas amparadas bajo el paraguas de Reyno Gourmet.

2. ¿Qué hizo decidir cambiar el formato de evento anual de la reunión de Bloggers Gastronómicos de Congreso a Encuentro tal y como se viene disfrutando desde 2010?

El Congreso nació desde el principio con un carácter bienal con lo cual, estaba claro que en el año 2010 no se celebraría. Sin embargo, detectamos que el Encuentro había tenido éxito en sí mismo, (y cuando digo éxito me refiero a una cariñosa acogida entre la blogosfera), y decidimos arriesgarnos a celebrar la segunda edición sin un Congreso que lo respaldara. La experiencia fue magnífica, incluso, en mi humilde opinión, estuvo mejor que el año anterior, porque el nivel de las mesas y ponentes se mantuvo y porque además pudimos disfrutar todos juntos de diversas experiencias relacionadas con la gastronomía, con el sector agroalimentario y con las redes sociales, que nos enriquecieron a todos.

3. ¿Cuál es el retorno de la Inversión para una marca como Reyno Gourmet?
¿Es más una cuestión de Imagen de marca o de retorno en ventas para vuestros representados?

Reyno Gourmet es una marca muy joven. Estamos hablando de que fue creada en el año 2007, con lo cual estamos en pleno proceso de branding, de construcción de marca. El retorno de la venta vendrá después, ahora nuestro objetivo y nuestro trabajo está focalizado en lograr hacernos un hueco en el subconsciente del consumidor de manera que cuando vea Reyno Gourmet sepa, al momento, que estamos hablando de los productos tradicionales y de calidad de la gastronomía navarra.

4. ¿Cuáles son vuestras acciones principales para la internacionalización de Reyno Gourmet?

Por ahora, a excepción del Vino de Navarra que es el que más acciones ha realizado en mercados extranjeros, nuestro target, nuestro público objetivo, se encuentra en el mercado nacional y especialmente en Madrid, Barcelona, País Vasco y Navarra. Una vez alcanzado ese horizonte, nos plantearemos nuevos retos.

5. ¿Qué requisito se exige a los productos gastronómicos para formar parte de los representados por Reyno Gourmet?

Para formar parte de Reyno Gourmet se debe pertenecer a alguna de las Denominaciones de Calidad de Navarra (IGPs DOPs o marcas similares de calidad reconocida a nivel europeo) o, en el caso de que se trate de productos que, por lo que sea, no tienen una Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida, deberán tener una Norma Técnica Específica que los avale (en la actualidad tenemos ocho: Derivados del Pato, Cuajada, Cardo envasado, Menestra preparada, Postres Lácteos, Borraja, Judía Verde y Chistorra). Y luego a los productores se les exige además una serie de requisitos: auditoría de calidad, certificación por parte de algún organismo que cumpla la norma UNE-EN 45011 o UNE-EN ISO/IEC 17021, etc.

6. ¿Cómo vive Marta Borruel el reconocido éxito de la gastronomía española?

Como amante de la gastronomía, evidentemente con enorme orgullo, pero como periodista y especialista en Comunicación gastronómica, con un gran interés por los cambios tan vertiginosos que se están produciendo en este terreno y por el futuro tan interesante que nos deparan los nuevos Medios Sociales.

Gracias a Mamen, de Oro Comestible, por la entrevista.

Afortunadamente, un síndrome muy contagioso

Me encanta el comentario: ¿Y tú que les ves exactamente.a las redes sociales? ¿Por qué te gustan tanto? Y me encanta porque de puro simple, encierra una complejidad sin limites. Es como cuando un niño cuestiona ¿por qué nacemos ? Una pregunta de apariencia tan sencilla te puede hacer caer en una espiral filosófica y social que nos lleve, como a San Virila, toda una vida de reflexión y ensimismamiento para no llegar, encima, a ninguna conclusión.

Pues como decía, con las redes sociales me pasa lo mismo. Porque cuando me dicen  ¿Y tú que les ves? Me tengo que remontar casi al sentido social del ser humano, a nuestros antepasados expresándose en las cavernas de Altamira, para decir: nada especial, sólo que considero que son herramientas que han venido a ayudarnos a expresarnos, comunicarnos, y, por ende, a relacionarnos mejor.

Ahí es nada. Y es que en el fondo, creo firmemente que aunque nos ayuden a vender más y mejor, a posicionarnos más arriba o más abajo, a tener más o menos fans o seguidores o a ser más o menos populares, en el fondo a loque nos ayudan es a relacionarnos.

Y descubro su verdadera dimensión precisamente cuando son utilizadas para un fin social. Su potencial es entonces ilimitado.

Hace muchos años, cuando yo era una niña, vivía cerca de mi casa una familia que tuvo una niña con síndrome de Down. Lo primero que hizo esa familia fue ocultarla. Rara, rarísima vez salía a la calle y la niña fue creciendo oculta y ajena a la maledicencia de los demás (como suponían sus padres), pero también al cariño, la comprensión, el afecto y la amabilidad que otras personas, la gran mayoría, le habríamos dado. Restringieron su red social a los más allegados, que eran los únicos que podían hablar con ella.

Unos años después, y en el mismo vecindario, nació otro niño, también con síndrome de Down, pero en una familia que veía la vida de otra manera. Lejos de ocultarlo, le enseñaron a Pablo a vivir como los demás. Siempre se relacionó con  los demás niños y disfrutó, sufrió, creció y compartió con los demás las diferentes etapas de la vida. Su red social ha sido siempre más amplia que la de cualquiera y su nivel de posicionamiento y popularidad, de los más altos que he visto en la vida.

A Pablo su red social, como a todos los demás, le ayudó a ser feliz. Todos necesitamos a los demás. Y para muchas personas que por lo que sea tienen menos oportunidades de relacionarse físicamente con la gente, las redes sociales vienen a tender un sólido puente entre ellos y los demás.

Tengo un amigo que ha tenido hace pocos años una preciosa niña síndrome de Down. Y él ha utilizado las redes sociales, la web 2.0, de una manera excepcional.

Gracias a Iñigo hemos sabido mucho más acerca de cómo vive una familia la llegada de un niño con una discapacidad, nos hemos emocionado con su reacción la primera vez que vio a su “chinita2, hemos sonreído con sus logros y victorias, nos hemos preocupado con sus enfermedades y hemos aprendido mas sobre síndrome de Down y discapacidad de lo que hubiéramos logrado leyendo sobre la materia durante meses.

Pero sobre todo Iñigo, y también Mariano, nos han enseñado que a veces tenemos el foco puesto en lo secundario en vez de en lo importante, nos han recordado que la alegría de vivir es un sentimiento muy superior a la fustracion o al pesimismo, y nos han devuelto las ganas de luchar unidos y colaborar juntos en proyectos que merecen la pena.

A todo ese concepto lo han llamado Síndrome Up, del que ya formamos parte mucha gente, y lo ha intentado focalizar en la consecución de un objetivo: celebrar en Pamplona un Congreso importante que ayude a las familias que tienen un niño con discapacidad a darle la bienvenida, a vivirlo con alegría y a recordarle las cosas importantes de la vida, aquellas que de puro sencillas, son las mas fascinantes en su complejidad.

La financiación de ese Congreso, saldrá, en parte, gracias a una gala que tendrá lugar el próximo viernes 27 de mayo en Pamplona y que contará con actuaciones, premios, música, sorpresas, y sobre todo, redes sociales, que no son otra cosa que disfrutar de nuestros amigos y compartir con ellos nuestros proyectos. Algo que Iñigo Alli sabe hacer extraordinariamente bien.

Yo voy a la gala, por supuesto. Y todos los que queráis, podéis hacerlo, sacando vuestra entrada aquí.

Merece la pena trabajar unidos por proyectos como este y colaborar con iniciativas así, que vienen a recordarnos que los seres humanos somos más felices cuando hacemos cosas unidos, cuando les contamos a los demás nuestros proyectos y cuando luchamos juntos por un objetivo.

Y volviendo al principio, por eso precisaente me gustan tanto las redes sociales,porque nos ayudan a conseguir todo esto. Nada más. Y nada menos.

Road Show

El último informe mensual sobre la evolución de las actitudes de los consumidores de la prestigiosa Compañía Millward Brown, arroja unos datos que, no por esperados, dejan de ser, cuanto menos, reseñables.

A partir de los resultados de una encuesta mensual de 1.000 entrevistas sobre la valoración de la economía del país y sus expectativas, la economía del hogar y sus previsiones de futuro,  así como la valoración del momento de compra de una serie de productos y servicios, Millward Brown elabora un informe que refleja todas estas variables con una periodicidad de 30 días. Y el de mayo de 2011 es francamente negativo.

Entre las conclusiones, me ha llamado la atención esta frase: “los consumidores simplemente se sienten agotados. Por tanto, seguirán las directrices marcadas por la crisis: aversión al riesgo, control de gastos, deslealtad a las marcas, reducción o dilación en los gastos no imprescindibles, etc”.

En este contexto y ante este panorama está claro que ya no se puede seguir haciendo lo mismo. Si los consumidores han cambiado sus hábitos de compra, si ahora se sienten abrumados ante la inmensidad de productos que aparecen en los lineales, parece evidente que se impone un cambio en nuestra forma de “seducir” al cliente para que se acerquen a nuestra marca.

Desde Reyno Gourmet llevamos años trabajando el punto de venta. En el lugar donde se realizan las decisiones de compra, es donde tiene lugar la “lucha” entre las marcas, una confrontación que la mayoría de las veces se produce en la mente de la persona. En los últimos años la batalla la está ganando la marca blanca, está claro, pero es necesario seguir al lado del consumidor, seguir estando presente en la lucha para que, cuando la crisis pase, cuando volvamos a crecer, los consumidores recuerden que siempre estuvimos ahí.

El Road Show que ponemos en marcha este año desde Reyno Gourmet eso pretende. Acercarnos a los consumidores, explicarles cuáles son nuestros productos, ofrecérselos (mediante degustaciones) para que nos conozcan mejor y puedan tener un criterio comparativo, y sobre todo, recordarles que ahí estamos, que somos la marca de la gastronomía navarra, de nuestros productos emblemáticos y de nuestra tradición agroalimentaria.

Publicado en el periódico 400 kilómetros

Gestión de la crisis

El año pasado la Escuela de Negocios Foro Europeo me brindó una magnífica experiencia: compartir con periodistas de la Universidad Sagrado Corazón de Puerto Rico, una jornada para charlar y compartir puntos de vista sobre las Redes Sociales, su aplicación a los profesionales de la Comunicación y las figuras emergentes de Community Manager o Social Media Manager. Como digo, la experiencia fue fantástica, y de hecho, repetimos este año con nuevos alumnos.

Una de las periodistas presentes en la sesión del año pasado, Paola, me pide, en uno de los comentarios de este mismo blog, mi opinión sobre un tema muy interesante: “Cuando hablamos sobre la reputación de una empresa o para poder prevenir un manejo de crisis en la web, ¿cuáles o qué claves recomienda?”. Como me parece que me voy a extender mucho en la respuesta y considero que la pregunta tiene mucha entidad, creo que lo mejor es intentar reflexionar sobre este asunto en un post propio.

Cuando se gestiona la comunicación de cualquier empresa, institución, grupo o sociedad, es absolutamente imprescindible tener un Plan de Crisis. No significa que tengamos las respuestas a todas las preguntas posibles, ni que sepamos exactamente cómo nos van a “atacar”. No. Lo que tenemos que tener claro son dos cosas: primera, que nadie está a salvo de una crisis, por mucho que intentes evitarla; y segunda, que debemos ser capaces de prever el flanco por el que nos puedan atacar más fácilmente y actuar en consecuencia. Para eso es necesario que el dircom o responsable de comunicación de la empresa, esté informado sobre lo que ocurre en la misma. Esto, que puede parecer una verdad de perogrullo, tristemente no es demasiado común en muchas compañias. He hablado y compartido conversaciones con muchos colegas que lo primero que me han dicho, cuando les ha tocado gestionar una crisis, es que lo peor ha sido que no estaban al tanto de determinados aspectos que sucedían en su propia empresa, por lo que no pudieron prever que por allí les podrían atacar. Parecerá mentira, pero se dan casos en los que el dircom no es informado de que se ha rubricado, pongamos por ejemplo, un convenio con una empresa alemana para llevar a cabo un proyecto; que entre su RSC está la atención a un determinado programa; o que su departamento de I+D+I está trabajando en una novedosa idea lacionada con las energías renovables.

Así pues, ya tenemos los tres primeros pasos:

1. Tener presente que en cualquier momento puede saltar una crisis de reputación
2. Estar informado de lo que ocurre en la empresa
3. Con esa información, intentar prever qué aspectos pueden ser los flancos más débiles y fácilmente atacables (a veces los problemas surgen por donde menos te lo esperas, pero eso ya lo veremos en otro post).

A partir de aquí, cuando salta la crisis, la gestión de la misma  se resume en:

Observar y medir el posible alcance de la crisis. Es desaconsejable del todo responder con artillería pesada el ataque de una piedra lanzada con tirachinas. Si hacemos eso, sólo conseguiremos llamar la atención y, probablemente, un efecto reclamo. “Si estos se han enfadado tanto por una nimiedad, es que hay mucho más de lo que parece”. Lo mejor es responder con tranquilidad, con mesura y con prudencia.

– Cuando vemos que la crisis va creciendo moderadamente y que realmente tenemos un problema, se hace necesario salir con contundencia, pero analizando siempre cuál va a ser la primera comunicación oficial. Muchas veces, la gran mayoría, aquí se acaba el conflicto. Ahora bien, si esa primera comunicación es inadecuada, débil, o, no digamos, hiriente, irónica, sardónica o grosera con el atacante, probablemente, perdamos la batalla. Es esencial informarse bien sobre lo qué ha pasado, asesorarse, llegar a un acuerdo con la empresa, involucrar a los jefes y que la respuesta sea oficial, única, contundente, rápida, apropiada  y sólida como un muro de hormigón. La mayoría de las veces, reitero, aquí acabará todo.

– Y después, cuando llega ya la espiral de bajada, hay que monitorizar, estudiar los efectos, ver cómo se ha solucionado y aprender de nuestros errores.

Las palabras claves en todo este proceso son dos: honestidad y transparencia. No significa contarlo todo acerca de nuestra empresa. Ni muchísimo menos. Significa que lo que contemos sea siempre la verdad y que cuando contestemos, lo hagamos con sinceridad.

Os dejo un gráfico, de Xavier Colomés, que muestra una crisis standard, aunque, como dice él mismo en su blog Top-Ranking.com, cada crisis es distinta.

Desvirtualizando

Imagen de desvirtualizaciónLos eventos de desvirtualización nacen como casi todas las grandes cosas, de la manera más tonta.

Por ejemplo el EatsAndTwitts. Allá por febrero de 2009, en el transcurso de la celebración de OMExpo Madrid, @AntonioDomingo comenzó a leer en Twitter que muchos de los que conversaban habitualmente en esta red social iban a acudir a la citada Muestra y se le ocurrió lanzar un post organizando una comida conjunta para todos los que quisieran apuntarse.

La quedada se organizó en el Foster Hollywood de Avenida de los Andes (muy cerca del OME). Reservó mesa para 25 (haciendo caso a su previsión más optimista) y se presentaron 47.

Algo similar ocurre en Pamplona cada vez que celebramos un Pacharán And Twitts. El 25 de noviembre de 2009, se anunció la primera quedada: “se convoca el primer Pacharán And Twitts en Navarra, al que están invitados todos los ‘tuiteros’ de Navarra o de fuera que quieran acercarse ese día a Pamplona“. Y el pasado febrero celebramos el primer aniversario con la presencia de unas cuantas decenas de incondicionales que no han (hemos) dejado de asistir a prácticamente ninguna de las citas.

¿Qué ocrurre? Pues simple y llanamente que a las personas nos gusta conocernos y vernos las caras. En el maravilloso cosmos que supone Twitter, nos sucede a menudo que un día, por lo que sea, entablas una conversación más profunda con alguien, o que, reiteradamente sonríes con los tweets de algún fijo de tu timeline, o te ves reflejada en muchas de las opiniones de una persona a la que sigues pero que no conoces.

Cuando, luego, en un evento de los que se organizan por y para tuiteros, te encuentras con el avatar de ese alguien hecho carne y hueso, se produce un encuentro muy especial que suele ir precedido de un “¡anda, qué alegría, pero si tú y yo hemos hablado mucho sobre XXX!”, para, automáticamente después, afirmar “no te pareces en nada a tu avatar” (está visto que todos escogemos nuestro perfil bueno).

Durante el último año he ido a muchos Eats And Twitts que se han celebrado en distintas ciudades de España y he acudido a prácticamente todos los Pacharán And Tweets  y en todos ellos he visto la ilusión tan grande que nos hace a todos ponernos caras, y comprobar (la mayoría de las veces es así) que, aunque su interlocutor no se parezca a su avatar, su personalidad se ajusta como un guante a la que ha ido mostrando en sus tweets.

El pasado miércoles 16 de marzo, coincidiendo también con el OMExpo, se volvió a celebrar en Madrid un nuevo Eats And Twitts, pero esta vez en el salón de un hotel donde nos juntamos más de ochenta personas conocidas de Twitter. Allí lanzaron una pregunta: ¿por qué acudes a estos eventos? ¿Qué te aportan?

En mi opinión, la respuesta está clara: nos gusta relacionarnos. El ser humano es un ser social y son pocos, muy pocos, los que resisten y disfrutan viviendo en la soledad más absoluta y sin contacto con sus semejantes.

Nos gusta conversar, nos gusta compartir y nos gusta reunirnos con amigos

¿Cómo no van a triunfar las redes sociales si en el fondo lo que hacen es unificar estas tres cosas?

Artículo publicado en el periódico: 400 kilometros

El vino es cool

Artículo publicado en el periódico: 400 kilometros

Es matemático. Si en una película americana cualquiera de los protagonistas fuma, o es el malo de la peli o está pasando por una etapa autodestructiva y/o degradante. Hablo del cine actual.

En el clásico era justamente al revés: fumaban los héroes, las guapas, los caballeros, las divas. Ahora en cambio sólo lo hacen los malos, y cada vez menos porque desde el año 2005 hasta ahora, el número de filmes en los que aparece alguien fumando se ha reducido significativamente. De hecho, de las 145 películas más comerciales del año pasado, el tabaco hizo acto de presencia en menos de la mitad.

El caso del vino es el opuesto. Lo beben las parejas de glamour mientras preparan la cena en una cocina de revista de decoración; lo piden las más elegantes en restaurantes de lujo; lo solicitan en las fiestas y en los bares más famosos de Manhatan y, por supuesto, una buena copa de vino supone la antesala de cualquier cita romántica que se precie. En Estados Unidos beber vino es cool.

Las bodegas navarras presentes en la VII Semana de Nueva York lo han podido constatar al conocer el  incremento de la afición por el vino entre la juventud norteamericana. Según el informe sobre “El Mercado del vino en Estados Unidos” elaborado por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de Estados Unidos en Nueva York, el consumo ha aumentado a un ritmo del tres por ciento anual en la última década.

En España, en cambio, la situación es muy diferente. Los jóvenes no prueban el vino, salvo honrosas excepciones. Hubo una época, hace algunos años, en los que lo bebían en “kalimotxo” pero hasta eso ha desparecido bajo la fuerte presión de una rubia tan explosiva como la cerveza.

Parece mentira que en una tierra en la que el vino  arraiga en nuestras profundas raíces mediterráneas, no haya un relevo generacional en lo que se refiere a su divulgación y su vivencia. Y ahí hay un gran trabajo por hacer en el terreno de la comunicación y el marketing.

La Denominación de Origen Navarra está, en este sentido, haciendo un impresionante trabajo dirigido a este segmento de población, ofreciéndoles tintos jóvenes y afrutados, rosados chispeantes y frescos blancos que seduzcan sus paladares, menos hechos a la contundencia de las barricas y a los sabores más añejos. Todo esto acompañado de numerosas convocatorias juveniles como La Noche de los Jóvenes Navarros, que reúne a cientos de chicos y chicas en la Ciudadela en los albores del verano, o el divertido Juego de la Oca.

Y lo último es el espacio I Feel Wine que intentará aunar un entorno contemporáneo (el edificio Descalzos de Pamplona) y actividades lúdico-informativas acerca de nuestros vinos.  Está claro que hay mucho por hacer, pero merece la pena intentarlo. Sería una pena que siglos de historia se derrumbaran por no haber sabido transmitir un legado importante de nuestra cultura gastronómica: el del vino.

Esperanza frente al cáncer

Artículo publicado en el periódico: 400 kilometros

Ante el anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de que iba a ser operada de un cáncer de mama (aprovecho estas líneas para desearle de corazón que se recupere lo antes posible), pensé en cuánto ha cambiado la comunicación de las enfermedades en general, y del cáncer en particular.

Defiendo y mantengo que la comunicación es fundamental en todos los órdenes de la vida, no sólo para divulgar algo desde un punto de vista empresarial, sino para relacionarnos como seres sociales que somos. Y esto, que es tan obvio, tiene todavía mucho camino por recorrer en instituciones, empresas, organizaciones y entidades de todo tipo.

En lo que respecta a la comunicación de las enfermedades, hasta hace muy poco tiempo se tendía o a ocultarlas o a estigmatizarlas, lo que provocaba, aparte del rechazo de la sociedad, mucho miedo a lo desconocido. Sin embargo ahora que hemos sido capaces de sustituir el diagnóstico de “larga y penosa enfermedad” por cáncer, a secas, parece que hay más esperanza en la palabra, más elementos positivos que negativos y menos temor.

Declaraciones públicas como la de Esperanza Aguirre, Luz Casal, Kylie Minogue, Sancho Gracia o Michael Douglas,  por citar sólo algunos, ayudan y mucho a que esta enfermedad no sea vista como un sinónimo de destrucción. Primero porque hay enfermedades igual de largas o de penosas que sin embargo se citan sin problemas, y segundo porque en muchas ocasiones el cáncer se manifiesta como una afección que, tratada a tiempo, puede atajarse, cronificarse o desaparecer.

Estas valientes declaraciones son muy positivas porque, venciendo el natural pudor de hablar sobre algo tan íntimo,  ayudan a la concienciación de la sociedad de que hablando con rigor y sin dramatismos añadidos de determinadas enfermedades estamos ayudando mucho a los que las padecen. Queda sin embargo alguna cuestión que superar.

Cuando los Medios de Comunicación se refieren a “´Fulanita ha vencido la batalla contra el cáncer” o “La valentía de Menganito en su lucha frente al cáncer” (frases muy manidas y reiterativas en las informaciones sobre esta enfermedad) hay muchos afectados que entre líneas leen: “¿mi padre no lo venció porque no fue lo suficientemente valiente?” “¿mi hermana no luchó lo bastante”? “¿no será que más que valiente ha sido afortunado/a?”. Y es que, volviendo al principio, la comunicación es esencial. Lo que decimos y cómo lo decimos puede provocar reacciones totalmente contrarias a lo que queremos transmitir.

Una reflexión sobre el periodismo y el SMM

La periodista de Puerto Rico, Wanda Matías, una de las alumnas a las que impartí un módulo sobre Social Media en la Semana de Internacionalización que organiza Foro Europeo,  tuvo la amabilidad de hacerme una entrevista sobre mi experiencia como Periodista y como Social Media Manager. Sus preguntas me obligaron a reflexionar sobre cuestiones que, muchas veces, no están tan definidas como parecen.

1. Según su experiencia, ¿ cuál es el mayor reto del Community Manager o Administrador de Redes Sociales? ¿ Cómo lo ha enfrentado usted?

En mi opinión el mayor reto consiste en que debes mostrarte con absoluta transparencia delante de todo el mundo y eso, a priori, siempre produce un poco de vértigo. Sin embargo la experiencia me ha demostrado que, lejos de ser una experiencia difícil, el feedback con los seguidores te proporciona un mayor conocimiento de tu marca y de tu empresa, porque te da un un punto de vista que antes no tenías, el del receptor.

Yo lo he enfrentado desde el principio con la absoluta convicción de que no iba a decir nada que no fuera verdad. Y así lo he hecho en todo momento. Las redes sociales son enormemente útiles si se utilizan honestamente. Si engañamos, no nos sirven de nada porque entonces la respuesta que recibimos tampoco se ajusta a la realidad.

2. ¿ Por qué entiende que el community manager debe ser periodista? ¿ Qué características requiere esta labor por la cual deba ser ejercida por un experto en comunicaciones?

No es que piense que todo Community Manager deba ser un periodista, ni mucho menos, pero sí pienso que todo periodista que hoy en día tenga la responsabilidad de llevar la Comunicacion de una empresa debe saber y conocer en profundidad el Social Media. A los periodistas, la web 2.0 nos ha proporcionado unas herramientas poderosísimas para la Comunicacion. Y creo que es nuestro deber conocerlas y entender este nuevo escenario en el que ahora nos movemos. No podemos funcionar con estructuras antiguas cuando todo ha cambiado a nuestro alrededor. Lo cual no quiere decir que todo lo anterior no valga. Sí que vale, pero en algunos casos transformado y en otros casos complementado con nuevos mecanismos y formas de actuación.

Se requiere del periodista lo que se ha requerido siempre: capacidad de análisis y de valoración, saber contar las cosas, buen discurso narrativo, honestidad y objetividad. Esencial para comunicar en cualquier ambito: el 1.0, el 2.0 ó todos los que vengan detrás.

3. ¿ Cómo compararía el uso de la web 2.0 y  la presencia de community managers en España con relación a otros países?

Como en casi todo, en España vamos unos pasos por detrás con respecto a países como Estados Unidos o el Norte de Europa. Pero no estamos mal situados porque ocupamos el séptimo puesto en el uso de redes sociales. Te dejo el enlace a un video resumen muy bueno y muy clarificador:  http://www.leadingnewthinking.com/video/uso-de-las-redes-sociales-en-españ-actualizado-enero-2011

4. ¿ Qué beneficios y/o desventajas ha encontrado en la práctica de manejar una comunidad en red y si ha sido más positivo o negativo para la institución o empresa así como sus públicos o audiencia?

Desventaja no he encontrado ninguna, todo lo contrario, me he visto gratamente sorprendida por la magnífica respuesta de los integrantes de la comunidad que interaccionan a menudo con nosotros. La comunidad te aporta mucho: nos hacen preguntas, nos sugieren consejos, nos informan de cosas que no sabemos, y, en general, nos manifiestan todo aquello que es de su interés. Monitorizando todas estas interacciones, descubrimos y conocemos mucho mejor a nuestros consumidores y, en definitiva, a nuestros clientes.

5. ¿ Cuáles son sus funciones como community manager? ¿ Cómo es vista esta tarea en la compañía para la cual trabaja?

Mis funciones como CM o responsable de Social Media comprenden desde la generación de contenidos propios en el blog, hasta la dinamización del Facebook pasando por la actualización del Flickr y el Canal de Youtube hasta la participación en foros, comentarios, etc. Tambien incluye por supuesto compartir en Twitter, atender preguntas que puedan venir desde los distintos ámbitos y mantener en definitiva, activos y accesibles todos nuestros canales de Comunicación.

Mi compañía ve bien la labor que desarrollo porque es una empresa que ha apostado y apuesta por esta nueva forma de Comunicación.

6. Una diferencia de los community managers con los moderadores de redes sociales es el de establecer planes de comunicaciones que beneficien el producto o empresa.  ¿Podría mencionar alguna situación que la llevó a poner en práctica un plan de comunicación o relaciones públicas?

Yo siempre trabajo con un plan de Comunicación. Y me explico. Tengo unas normas de actuación, un proceso de creación específico y diferente para cada canal, de manera que dejo poco margen a la improvisación. Hay cosas que deben ir al blog, otras son más de Twitter y algunas simplemente van a Youtube. Cuando tengo que comunicar algo nuevo, pienso primero donde va a estar el grueso de la acción y con qué herramientas voy a apoyarlo, y entonces actúo en consecuencia. Todo responde a una planificación estratégica, aunque luego muchas veces en el día a día surjan imprevistos, que cada vez son menos, porque cada vez voy tipificándolos con más rigor.

Matar la creatividad

IdeoArtículo publicado en el periódico: 400 kilometros

Entre las asignaturas más importantes de Ciencias de la Información (cuando el Periodismo se llamaba así) estaba la Economía, y recuerdo que una de las teorías más impactantes que estudiamos era el Taylorismo, que establecía un sistema de organización racional del trabajo con el fin de aumentar la productividad de las empresas.

Frederick W. Taylor, que fue su ideólogo, intentó eliminar por completo los movimientos innecesarios de los obreros e incluso realizó un estudio para eliminar dichos movimientos y establecer, por medio de cronómetros, el tiempo necesario para realizar cada tarea específica. En la práctica convirtió a los trabajadores en autómatas que se limitaban a realizar una serie de tareas específicas sin fin y sin dar lugar a la improvisación.

Afortunadamente este concepto ha ido transformándose y las empresas comienzan a concebirse como lugares donde fomentar y estimular la creatividad de los trabajadores dándoles espacio para que éstos puedan desarrollar su trabajo lo más libremente posible. Los resultados en muchas ocasiones son asombrosos, las compañías descubren que el potencial más enorme que tienen no son sus activos económicos sino el talento de sus empleados.

Esto lo aprendimos, y lo vimos, en Silicon Valley donde en empresas como Google, Twitter  o Linkedin ya lo han interiorizado y donde en otras como Ideo, alcanza su máxima expresión. Los trabajadores de Ideo no tienen reglas fijas pre-establecidas, si uno se encuentra bien trabajando mientras escucha música, lo hace. Si otro prefiere salir con el portátil al jardín porque se inspira más, lo hace. Si aquél de allá está trabajando en un nuevo teléfono para niños y se rodea de muñecos, fotografías y juguetes, perfecto. Lo que importan son los resultados.

En una empresa que conocí hace unos años lo primero que hicieron a sus trabajadores fue prohibirles colgar cuadros o posters en las paredes, prohibirles colocar nada encima de los armarios que separan los puestos de trabajo y, por supuesto, no permitir ningún cartel en puertas, ventanas, etc  que pudieran romper con la homogeneidad y el minimalismo del área de trabajo. En la práctica lo que se pretendía era erradicar la creatividad y las ideas.

El otro día en la presentación de 400 km en Madrid, vi la antítesis de todo esto. El Hub es un lugar alternativo que ofrece, para todos los que deciden alquilar un espacio allí, un sitio inspirador para reunirse, trabajar, innovar, aprender y conectar. Una oficina que lo mismo se convierte en una sala de reuniones,  un laboratorio de innovación, un despacho de coaching… todo ello con una decoración vanguardista que despierte la creatividad y motive favorezca el proceso de creación. Todo ello compartiendo ideas y experiencias con personas de otros ámbitos y disciplinas. Un lugar, desde luego, muy inspirador.

No me entiendes…

Leyendo sobre Comunicación, me acabo de topar con un artículo, muy sencillo pero harto clarificador, de la conocida lingüista, experta en comunicación y profesora de la Universidad de Georgetown, Deborah Tannen. E indagando más sobre esta autora, descubro que tiene todo un tratado acerca de las dificultades que se producen en la comunicación entre hombres y mujeres. Y leo que, en su opinión:

  • En el ámbito público, los hombres tienden a hablar más que las mujeres. Sin embargo, en el ámbito privado, la tendencia es justamente la contraria.
  • Las mujeres son más proclives a establecer contacto visual al hablar, mientras que los hombres suelen apartar la mirada el uno del otro.
  • Las mujeres tienden a profundizar en los temas y los hombres, en cambio, suelen variar más y terminan mucho más rápidamente.
  • Las mujeres suelen hacer gestos de asentimiento y expresan sonidos como: “Uhum” o “ajá”  y los hombres suelen escuchar en silencio.
  • Las mujeres se inclinan por expresar acuerdo y apoyo, mientras que los hombres se inclinan más por debatir.

Son generalizaciones, es cierto, pero no lo es menos que los problemas de comunicación que tenemos, no sólo entre mujeres y hombres sino entre seres humanos en general, muchas veces vienen dados por imperceptibles diferencias que se producen en nuestro lenguaje gestual o corporal o por no menos imperceptibles alteraciones en el tono de nuestra voz o en la conexión visual.

Para que exista el acto de comunicación muchas veces tiene que darse también una cierta empatía. Ese ponernos en el lugar del otro que nos ayudará a comprender su punto de vista y a entender, entonces, lo que nos quiere decir.

Es lo mismo que hacemos cuando nos comunicamos en las redes sociales. Como no nos vemos, utilizamos los emoticonos, las interjecciones, las exclamaciones e interrogantes, los puntos suspensivos, los paréntesis y comas, con muchísima frecuencia. Eso, lejos de interferir negativamente en la comunicación, la clarifica porque es lo que nos permite entender correctamente el mensaje, decodificarlo y hacerlo nuestro. No es lo mismo que te digan: “¡Vaya sorpresa me he llevado con tu último post! :-D” que “Vaya sorpresa me he llevado con tu último post!!! :-(”

Y esto es lo que hace que las mediciones sean tan difíciles y sea tan necesario alguien que las interprete. Un comentario como: “Lo tuyo es realmente sorprendente” sin emoticonos ni exclamaciones ¿en qué contexto lo ponemos, en uno positivo o en uno negativo?

En definitiva, que la Comunicación, esa gran vilipendiada, es frágil y esquiva, pero merece la pena ayudarle a que se manifieste porque cuando se da, es de una fortaleza extraordinaria.

No me preguntes eso

Cuando participas de una conversación entre varias personas (o aunque únicamente sean dos), puede darse el caso de que alguno de tus interlocutores ta haga una pregunta inesperada. O, por decirlo de otra forma, que de repente la charla tome unos derroteros que tú no habías previsto. Conversar es eso. Sabes como empieza, pero no sabes en qué va a derivar ni dónde va a virar abruptamente. Esto, tan evidente en nuestra vida física, a veces extraña mucho en la vida virtual. Una marca está en twitter y de repente alguien le pregunta algo que no espera. A veces esa marca monta en cólera y dice “¿quién eres tú para preguntarme eso?”. Pues tiene toda la razón del mundo en preguntártelo, porque así es la confianza. Y es lo que tiene. Que las personas, en confianza, nos atrevemos a llegar un poco más allá e indagar un poco más profundamente sin quedarnos en la superficie. Eso nos permite llegar a querer. Si no pasásemos de la superficie no podríamos querer a nadie. Lo mismo pasa con las marcas. Si no atraviesas su capa superficial e intentas llegar un poco más allá, no podrás admirarla ni quererla.

Por eso, no hay que tener miedo a las preguntas ni al interés. Eso es que te han empezado a querer.

¿Y qué pasa cuando la pregunta es incómoda? Pues entonces viene bien echar mano de esta hoja de ruta, que es, en mi caso personal, la que me ha servido cuando me he encontrado en esa tesitura:

  1. Es imprescindible entender, cuando se trabaja en Social Media, que hay que responder con transparencia y honestidad, de lo contrario todo lo que hemos hecho con anterioridad se derrumba y se vuelve contra nosotros. Lo que a priori puede parecer una solución fácil, a la larga puede convertirse en una carga insoportable.
  2. La respuesta debe estar redactada siempre desde la objetividad, que es el único estilo que puede y debe aplicarse cuando se proporciona una información y, con mucha más razón, cuando se sale al paso de una aclaración o se contesta a una pregunta especialmente incómoda.
  3. Muchas veces mediante una aclaración, rápida, contundente y sin dar pábulo ni opción a que el efecto bola de nieve siga adelante, se consigue atajar de raíz cualquier crítica que comience a vislumbrarse, y nos seguimos manteniendo como lo que somos, una marca transparente que DIALOGA, de verdad en Social Media y que realmente comprende y participa de estas nuevas formas de Comunicación.
  4. Hay que saber distinguir a los que no quieren comunicarse con nosotros y lo que pretenden es en realidad ponernos en una situación incómoda (que son poquísimos, según mi experiencia personal). No es necesario entrar en un bucle sin fin de preguntas y aclaraciones. En estos casos, es suficiente con ser tajante en las primeras respuestas y, si el interrogatorio se alarga, terminar diciendo que ya hemos ofrecido todas las explicaciones pertinentes y todas las respuestas dentro de la más estricta veracidad y rigor.
  5. La manera de evitar preguntas incómodas es intentar preverlas con antelación. Así estaremos preparados para cuando ocurra y, si a pesar de todo, nos encontramos con algo que no esperábamos, es esencial responder con prontitud. El silencio es sospechoso. Es preferible decir “estamos intentando contestarte lo antes posible, pero nos falta algún dato que estamos elaborando” que dar la callada por respuesta.

Perspectivas de la Comunicación

Justo cuando había terminado de escribir mi post anterior sobre el manejo de la Comunicación por parte de los no-profesionales, descubro este interesantísimo documento que recoge las aportaciones de 35 profesionales del Sector reflejando lo que para ellos son las perspectivas de la Comunicación en este año 2011.

Estoy de acuerdo con muchos de ellos, prácticamente con todos en algún sentido porque, desde distintos puntos de vista nos muestran las múltiples caras del prisma de la Comunicación.

Estoy de acuerdo con Silvia Albert cuando dice que “nuestra tarea como expertos y consejeros en comunicación se ve ahora engrandecida“; con Jonan Basterra cuando afirma “habrá que estar atentos al enésimo, pero quizás definitivo intento, de vincular Internet y la televisión“; con Gaby Castellanos y su simple pero profunda reflexión “hasta que no das, no recibes. Es así de simple“; con Benito Castro y su contundente “habrá que asumir que ni las instituciones ni las empresas pueden vivir de espaldas a la transparencia“; y con Silvia Cobo y su análisis sobre el futuro de los periodistas “saldrán ganando aquellos que se hiperespecialicen, construyan su marca personal y sepan diversificar“.

Me apunto a las palabras de Stephan Fuettererel período de gracia terminó. Es hora de ser eficiente en los medios sociales“; y a las de Tíscar Lara “las tablets serán las prótesis que amplificarán nuestra capacidad para trabajar, aprender, entretenernos y comunicarnos“; y a las del inmenso Ramón Lobo que simplemente nos recuerda “siempre habrá personas que desean saber lo que sucede y personas que lo saben contar“. ¡Qué gran definición del Periodismo!

Y no me olvido de Victor M. Márquez cuando dice que  “superada la comunicación digital, llega la comunicación relacional“; ni de Joaquín Moral cuando afirma “gestionar la reputación online es imprescindible y la única vía es contar con profesionales con un amplio conocimiento“; ni de Carmen Pérez de Armiñán al afirmar que “los profesionales de la comunicación son el hilo conductor de la información“; ni, por supuesto de Andy Stalman que dice simple y llanamente que “cambiar, reinventarse será una necesidad ineludible en 2011. Un nuevo mundo ya llegó“.

Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, dice: “me parece que puede ser hora de volver a las buenas prácticas, de identificar y calificar las apariencias, las manipulaciones, la banalidad…y de colocar cada cosa en su sitio!”.

Yo también pienso que ha llegado la hora de volver a dignificar nuestra maravillosa profesión. La comunicación no es baladí ni supérflua. Al contrario. En la era de la tecnología, wikileaks, las redes sociales, la geolocalización, conectividad, movilidad, etc, etc…  el periodismo es más necesario que nunca. Para valorar, interpretar y contar la realidad. De otra manera, estoy de acuerdo, más acorde con las nuevas tecnologías, y de forma más rigurosa e inteligente. Precisamente no ha sido muy inteligente ni muy rentable que las grandes empresas de Comunicación hayan invertido en redacciones hiper modernas y hayan desinvertido en talento y en personas.

Pero no debemos olvidar que, como dice Ramón Lobo, siempre habrá alguien que desee saber lo que ocurre y personas que lo SEPAN contar.

p.d. Por cierto, no sé si resulta muy alentador el hecho de que las dos personas que no tengan un perfil en Twitter o en alguna de las redes sociales más utilizadas, sean precisamente el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y la Decana de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. ¿No os parece?

¿Está superada la nota de prensa?

Yo también soy periodistaSon ya muchos los años que llevo trabajando en el Departamento de Comunicación del sector público, 17 en total. He visto desfilar diferentes partidos y, por supuesto, diferentes cargos políticos en los distintos departamentos y puestos de responsabilidad. Algunos han sido mejores que otros, como en todos los órdenes de la vida, pero casi todos se han caracterizado, salvo contadas y honrosas excepciones, por no saber exactamente cómo manejar la comunicación. Había quienes la ninguneaban, como si no fuera con ellos la cosa; ha habido quienes la extradimensionaban, como si fuera algo perteneciente a otra dimensión e imposible de controlar; otros la ignoraban, “si no la contemplo siquiera, deja de existir”; y otros, simplemente, pensaban que no hay que dejarla en manos de los profesionales y que cualquiera puede ser, y es, periodista.

Si yo le doy a mi hijo cuando está enfermo Apiretal cada ocho horas alternando con Dalsy cada cuatro, eso no me convierte en médico. Médico es quien me lo ha prescrito. Si yo enciendo el ordenador cada mañana para conectarme con el mundo, eso no me convierte en informática. Si yo me aliso el pelo con secador de mano para estar medianamente mona, eso no me convierte en peluquera, peluquero es quien me ha aconsejado este cambio de imagen y me ha hecho este corte de pelo tan moderno.

Creo que hasta aquí, estamos todos de acuerdo. Pero llega la comunicación y todo el mundo sabe más que los especialistas. Una vez me dijeron que todos los españoles llevan un entrenador dentro. Yo más bien diría que llevan un periodista. Y así nos (les) va. La gestión de la comunicación hay que dejarla en manos de los profesionales, personas que se pegan años acumulando y analizando sabiduría y experiencias en torno a esta cuestión tan importante y tan huidiza. Otra cosa es quién aplica las recetas prescritas o cómo transmitimos lo que ya se ha diagnosticado.

Algunos cargos y personalidades deberían intentar comprender, por difícil que parezca, que nadie es infalible, ni siquiera ellos, y que si dejaran trabajar a los profesionales de cada sector, ellos brillarían mucho más, que al final es lo que quieren casi todos, salvo, vuelvo a insistir, honrosas excepciones.

P.d. No hace falta decir que si esto lo llevamos al ámbito de las redes sociales, la situación es dantesca.

Women in Silicon Valley

El viaje a San Francisco de 16 miembros de la comunidad #NASF ha sido el comienzo de una iniciativa mucho más amplia. La parte en la que unas pocas personas con ilusión por actuar hemos tratado de sumergirnos en la cultura del Silicon Valley, de inspirarnos respirandola, de aprender y compartir como buenamente hemos podido (fundamentalmente por Twitter) lo que allí hemos vivido.

El martes 21 de Diciembre nos juntamos con todas las personas que nos siguieron durante este periplo y que quisieron conocer de primera mano algunos detalles de lo vivido en en San Francisco, Palo Alto o Mountain View. La cita fue en las instalaciones de Civican (Avenida Pío XII 2, Pamplona).

En dicho Encuentro, cada uno de los 16 expedicionarios, presentamos y desarrollamos una parte de lo que habíamos aprendido. Yo expuse la situación de las mujeres emprendedoras en Silicon Valley. Aquí os dejo tanto el vídeo (únicamente el extracto de mi exposición) como mi presentación en Slide Share.

 

Internet vs TV

Viendo la TV

Este año nuestra campaña de Navidad ha estado centrada básicamente en Internet. Hemos puesto alguna cuña radiofónica, algún anuncio en prensa, y exteriores en marquesinas, sí, pero todos ellos con la misma misión: anunciar un concurso en Internet y más concretamente en redes sociales.

Y hoy nos enteramos de que, por primera vez en la historia, las personas en Estados Unidos pasan el mismo tiempo viendo la TV que navegando por Internet: en concreto, 13 horas semanales. Lo que no deja de ser un dato, no por esperado, tremendamente impactante porque sólo dos años atrás había quien decía que la TV era irremplazable en los hábitos del consumidor.

Y dentro de las actividades online las que más crecieron son el e-commerce (un tercio de los consumidores en el año 2007 y dos tercios en la actualidad) y las redes sociales (de un 15% en 2007, a un 35% de personas que las usan hoy en día).

Aquí no estamos a ese nivel, pero todo llegará. En España, el último Estudio General de Medios, ya nos había ofrecido el dato de que Internet es el que más ha crecido en audiencia en todo el año, un 11,8% respecto a 2009. Además crece de forma ininterrumpida y meteórica: su penetración en 1999 era del 0,9% y en 2010, es del 38,4%. En la actualidad ocupa el quinto puesto con más audiencia por detrás de la televisión (87,9%), radio (56,9%), exterior (51,6%) y revistas (50,4%); y por delante de diarios (38,0%), suplementos (19,2%) y cine (3,9%).

Lo dicho, que llegue aquí es simplemente cuestión de tiempo.

Periodistas ayer y hoy

“Un comunicador, hoy como ayer, es un profesional que sabe escuchar, monitorizar la realidad, investigar y contrastar lo investigado y exponerlo narrativamente del modo más adecuado al lenguaje de cada plataforma que utilice. La diferencia específica que aportan las tecnologías contemporáneas es que los instrumentos para llevar a cabo esas tareas, son ahora mucho más sofisticados y eficientes. Pero si alguien es un comunicador, entonces tiene que ser interactivo. No hay otro modo de entender la comunicación.”
 

En la frase final de esta acertadísima y diáfana cita se esconde el problema de muchos periodistas que, aún hoy, no han entendido que la Comunicación no es que haya cambiado, es que ha evolucionado. En la Facultad de Comunicación nos enseñaron el concepto de feedback, necesario para que se diera el acto de Comunicación, y hoy en día con los nuevos canales, con los nuevos dispositivos, lo que ha pasado es que la interactividad se produce de forma real, inmediata y global.

Algunos periodistas se resisten a este cambio. Creen que las noticias llegan a los receptores cuando los Medios las publican (primer error); creen que sólo los Medios siguen generando los contenidos (segundo error); no aceptan que ya no sean los dueños de las informaciones sino que éstas se transforman, cambian y se enriquecen tras su paso por los usuarios (tercer error) y opinan que aunque todo el mundo ha cambiado, ellos no deben variar (cuarto error y que probablemente no será el último).

Esta cita la he sacado de una entrevista que el Profesor José Luis Orihuela ha concedido a la revista Icono 14 (de Comunicación y Nuevas Tecnologías) y que ha titulado: “El modelo ideal de interactividad es la conversación”. Os la dejo aquí completa porque merece la pena leérsela y analizarla detenidamente.

Las redes sociales nos están cambiando a todos, y especialmente a los periodistas.

Entrevista José Luis Orihuela

Women on the web

Estoy dándole vueltas al tema de cómo usamos las mujeres Internet en general y las redes sociales en particular. Y analizando uno de los estudios más completos que se han hecho sobre este tema (realizado por comScore), pienso en varias conclusiones, (todavía provisionales y a falta de una reposada “maceración”):

Las mujeres somos más sociales en Internet porque también somos más sociales fuera de Internet. Nosotras somos más capaces de verbalizar sentimientos y de convertir en palabras estados de ánimo y sensaciones que los hombres (hablando siempre en general,  con lo que eso conlleva de la existencia de excepciones)  Entonces, parece claro que si a las mujeres nos gusta expresar nuestras cosas en el mundo físico, también nos va a gustar expresarnos en el mundo virtual. Cerca del 56% de las mujeres adultas dicen que usan internet para estar en contacto con la gente, comparado con el 46% de los hombres.

Las mujeres en la red gastamos más dinero y compramos más frecuentemente que los hombres porque también fuera de Internet lo hacemos. Todavía es frecuente que las decisiones de compra de prácticamente toda la familia recaigan en las mujeres que son las que planean, organizan y, en muchas casos ejecutan, todas las compras del hogar incluyendo productos de alimentación y limpieza, ropa y calzado, artículos de decoración, lencería del hogar, y un largo etcétera.

Lo que no entiendo es lo de Twitter. Según este estudio, en Twitter hay practicamente el mismo número de mujeres que de hombres, pero el uso es diferente. Parece ser que mientras a los hombres lo que más les importa es encontar noticias y evaluar productos, las mujeres afirman que lo utilizan para conversar y para seguir a famosos. Lo primero vale, lo comparto, pero lo segundo???

También la TV está cambiando

Televisión
Brylle en http://www.arteyfotografia.com (CC)

Abrir un blog conlleva, en mi opinión, el deseo y el afán de compartir algo. También de ordenar las ideas, de reflexionar sobre algún tema en concreto, de analizar en profundidad algunas cuestiones y, en mi caso, por supuesto, de comunicar. Y con todas esas intenciones comienzo esta nueva bitácora que va a versar sobre todos aquellos aspectos relacionados con el periodismo, las redes sociales, la información, la 2.0, la 3.0, y, por supuesto y sobre todo con la Comunicación.

Y quiero comenzar refiriéndome a un tema que la semana pasada traté en mi otro blog, el gastronómico de Reyno Gourmet, acerca de la historia de Aceites La Maja en el programa de Buenafuente. Allí podéis leer toda la historia (y ver los vídeos) pero resumiendo os diré que lo que comienza como un comentario de un cantante acerca de los productos de Huelva termina con un aceite navarro vencedor de un concurso en toda regla en la que han participado más de 200 muestras de aceite de toda España.

Me hace gracia porque después de colgar el post en el blog, tuve un DM en Twitter: “entre nosotras, ¿de verdad que ha sido algo espontáneo? ¿de verdad que no estaba preparado?”. Y es que todavía nos sorprende, por lo insólito, que la televisión, ese poderosísimo medio de masas y de audiencias, sea capaz de escuchar y de interactuar con los telespectadores.

A nadie se le habría ocurrido, hace años, mandar un lote de productos al presentador de un programa sólo porque un cantante los alabase en antena. Y si alguien lo hubiera hecho, seguro que dicho presentador no lo hubiera comentado en horario de máxima audiencia. Como mucho, se los habrían repartido entre el equipo y habrían enviado una nota de agradecimiento al emisor. Y ahí hubiera quedado todo, en el anonimato.

Pero ahora es distinto, las redes sociales, que tanto han transformado y están transformando nuestra sociedad, también están cambiando la manera que tenemos de ver la TV. Andreu Buenafuente mostró el lote en el programa, comentó todo lo que incluía e hizo chistes sobre la lata de aceite vacía. Y se desencadenó una auténtica locura. De toda España le llegaron a Buenafuente muestras de aceite para que comentara en su programa que el de tal o cuál región había sido más o menos generoso.

Y él fue todavía más allá; percibiendo el interés de la audiencia en actuar con él y, sobre todo, en pasar un rato divertido y compartir juntos una experiencia, creó un concurso: la espiral oléica para designar al ganador. El último día había recibido más de 200 aceites distintos y llevó, para la designación del mejor, a Andrés Rivadeneyra, actual campeón del II Concurso Internacional Oleocata al mejor catador de aceite de oliva virgen.

Algo a lo que estamos acostumbrados en la web 2.0, que es participar en acciones conjuntamente con otros usuarios, puede dar el salto a la TV. Es cuestión de creer en ese espíritu (Buenafuente es una persona muy activa en las redes sociales), de pensar firmemente que la audiencia tiene algo que decir y que además opina y actúa.

Es algo similar a lo que están haciendo los programas meteorológicos mostrando fotografías de los televidentes (y que según creo recordar, es una iniciativa que comenzó la ETB). Está claro: nos gusta participar y colaborar.

Y es que en el fondo, somos seres sociales.

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

lachica.jpgTrepidante. Ingenioso, inteligente, un clásico de la novela criminal. Sus personajes son absolutamente inolvidables. Larsson no da tregua. La sociedad que vemos en sus páginas es como un prisma con múltiples caras e infinidad de colores. Todo está lleno de luces y sombras pero también de claroscuros y de matices.

Stieg Larsson tiene una vida digna de cualquier de sus novelas. Hijo de una pareja de jóvenes (casi adolescentes) de escasos recursos económicos vivió con sus abuelos en el campo hasta la muerte de su abuelo (que aconteció a los cincuenta años de edad). Se fue entonces a vivir con sus padres hasta que murió su madre (algo que también le ocurrió a los cincuenta años).
Stieg se convirtió en perodista y se especializó en bandas con ideología de extrema derecha, hasta convetirse en un auténtico experto en la materia. Pasaron los años y con 47 decidió escribir novela negra. Creó así la trilogía “Millenium”, veloz y febrilmente, hasta que tres años y 1.500 páginas después, la llevó a su editor. A los pocos días moriría fulminado por un ataque al corazón (por supuesto a los cincuenta años de edad) sin ver cómo su trilogía se convertía en uno de los mayores fenómenos editoriales de los últimos años.
En “La chica…” volvemos a seguir las peripecias de Salander y Blomkvist y su relación virtual enmarcadas, por supuesto, en el mundo de la violencia contra las mujeres, un tema con el que se sentía especialmente sensibilizado.
Uno de los aspectos que más llama la atención en la caracterización de sus personajes, es precisamente la libertad sexual que defiende (especialmente en el caso de sus protagonistas femeninas). Y no lo digo porque ambas tengan relaciones digamos que “especiales” sino porque realmente en muchas de las páginas del libro hace alusión al machismo latente en casi todos los personajes masculinos del libro que reaccionan unas veces con censura, otras con crítica y otras con violencia manifiesta ante la sexualidad de las protagonistas femeninas.
Y la caracterización de los personajes es precisamente de lo mejor que tiene el libro. Como Larsson dijo en alguna ocasión, Lisbeth Salander sería Pipi Calzaslargas pero con algunos años más y Blomkvist encarna al idealista y vocacional periodista que mantiene intactos los valores que siempre han tenido estos personajes a lo largo de la historia de la literatura (valentía, sinceridad, honestidad, independencia, inteligencia…) unidos a los nuevos que ahora ostentan muchos hombres y que demandan gran cantidad de mujeres (comprensión, empatía, feminismo e igualdad).

Barcelona a los 40

DSCN1446.pngDesde que estábamos en el colegio, no nos juntábamos las amigas para pasar un fin de semana por ahí. Después de estar todo el año decidiendo el lugar (Londres, Munich, Madrid, Arnedillo, Puente Viesgo…) y la fecha (mayo, septiembre, octubre, noviembre…) Al final la cita fue en diciembre y en Barcelona.

Nada más llegar a Barcelona, dejamos los bolsos y nos fuimos a cenar a una especie de tasca animada y llena de gente joven situada detrás de la catedral del Mar (no me he leído la novela pero respira un cierto aire de misterio, desde luego). Se llama Petra y tiene una carta bastante limitada aunque con una excelente relación calidad-precio. Cocina un tanto distinta en la que no destacaron las ensaladas (correctas) pero sí los segundos (carnes, no pescados) y los postres.

A la mañana siguiente nos fuimos a visitar el famoso mercado de la boquería. Impactantes los enormes puestos de marisco, la cantidad de gente arremolinada en torno al género (muchos eran curiosos o turistas) y sobre todo los puestos con bandejitas de fruta fresca y zumos multicolores.

Comimos en Monchos, en plena playa de la Barceloneta (destacable el arroz negro con chipirones y para olvidar el vino del Penedés) y dedicamos la tarde a pasear por las tiendas del Paseo de Gracia.

Ya por la noche nos preparamos para celebrar por todo lo alto la auténtica fiesta de los cuarenta en el Loidi, el restaurante del Hotel Condes de Barcelona concebido como un bistrot informal y asequible por Martín Berasategui. Cuando llegamos al restaurante, Barcelona estaba vacía (jugaba el Barsa en el Camp Nou contra el Madrid) y llovía a mares. Nos recibió un regimiento de camareros y camareras vestidos de negro y con pinganillo en la oreja al más puro estilo matrix.
Todos ellos destacaban por su profesionalidad y simpatía, aunque no tuvieran ni idea de servir bien el vino _ en un local de este tipo se echa de menos un sumiller_.

Elegimos un menú degustación de 38 euros compuesto por cinco platos y elegimos como acompañamiento un vino de Albariño, bien frío (es el único en el que coincidimos todas).
Empezamos por una juliana de vainas con langostinos y jugo de mango. Crujiente y sencilla pero muy interesante. A continuación, nos sirvieron un tataki (técnica de cocción del atún, el bonito o el buey, que consiste en asar la carne con un golpe de fuego de manera que queden asados de manera superficial y crudos por dentro) de atún con salsa de soja. Para mí se está abusando mucho del taco de atún pero aún así estaba buenísimo aunque, para mi gusto, le sobraba mucha densidad de sabor a la salsa de soja. Los brotes de soja que servían de colchón, sí estaban buenos.
Como segundo plato yo elegí un ficandó de ternera con setas. La salsa y las setas buenísimas. La pena es que la carne estaba astillosa. No resultó tierna del todo a pesar de que, según el camarero, había estado sometido a una cocción a baja temperatura. Una pena. Lo mejor, sin dudarlo, los postres. Yo pedía uno de mandarina con queso mató y helado de miel. mpresionante la dulzura y delicadeza de este conjunto. Pero es que luego pedimos uno con frutos rojos y helado de fresa que todavía lo superaba. Son postres digestivos, frescos, que ayudan a hacer la digestión y no molestan con el resto de la comida. Pagamos 48 euros por una cena correcta y aunque creo que por ese precio hay sitios mejores, lo cierto es que disfrutamos, nos reímos y brindamos por otros cuarenta.

Comiendo en el Zubi-Ondoa, de Latasa

zubiondoa.jpegLocalidad: LATASA DE IMOTZ (31869)
Dirección: Calle San Esteban S/N
Tipo de cocina: Casera o Regional
Teléfono: 948503228

Situado en una casa rústica reformada que se encuentra a 9 Km. de Lekunberri cerca de donde se pueden visitar las cuevas de Mendukilo y a 26 Km. de Pamplona.

Ayer subimos a San Miguel de Aralar. No había mucha nieve pero estuvimos bastante rato tirándonos con los trineos por las laderas que rodean al santuario. Los niños disfrutaron muchísimo (y los mayores más). Después de un rato de moderado ejercicio (bajar con el trineo es fácil, pero subir cuesta lo suyo) decidimos irnos a comer. No tardamos en constatar que la crisis no ha llegado a esta sierra pre-pirenáica. La fonda estaba llena y los siete u ocho restaurantes de Lekunberri también. Nos acercamos también a las Ventas de Muguiro para encontrarnos con la misma situación: ni una sola mesa libre. ¡Y hacía un día horroroso!. Al final, un amigo “vio la luz”. _ “Creo recordar que hace un tiempo estuve en un restaurante cerca de aquí. En Latasa. ¿Probamos?”. Cogimos los coches y nos presentamos en el Zubi Ondoa en tres minutos. Nos acomodamos los catorce que íbamos (site niños y siete adultos) en dos mesas y respiramos tranquilos. ¡Por fin!

El restaurante es muy acogedor y con el encanto rústico pero cómodo de la madera de caserío. Hacía un calor muy agradable frente a la densa y fría niebla que dejamos en el exterior y la camarera nos atendió con una amabilidad, cuando menos, bastante escasa en nuestra hostelería. Los niños comieron fritos y lomo con patatas. Y los mayores ensalada, pimientos del piquillo de Lodosa y tortilla de bacalao (como entrante) ydiversos platos de caza, carne e incluso verduras, a continuación. Yo concretamente pedí paloma.

La paloma torcaz constituye en otoño uno de los platos más auténticos y reputados de la gastronomía navarra. Un buen fin de semana pueden pasar por nuestras montañas cerca de millón y medio de estos ejemplares que se trasladan a otros países más cálidos para pasar el invierno en lo que se denomina “pasa”. Una vez atravesados los Pirineos las bandadas de palomas se incorporan a otros movimientos migratorios que llegan hasta Europa Central y Oriental. Cuando el invierno está tocando a su fin y entra la primavera regresan a los lugares de origen, en muchas ocasiones por los mismos pasos por donde han entrado, la “contrapasa”.

En los montes de Navarra la tradición de la caza de la paloma está sumamente arraigada. Sobre todo en Etxalar donde las inertes y zancudas torres, estratégicamente distribuidas en los montes colindantes, toman vida. Son las palomeras que desafían en altura a robles y hayas. Ávidos cazadores se atrincheran en ellas esperando el paso de la paloma para desplegar una de las técnicas más antiguas de captura de aves. Es todo un espectáculo. Comienza la caza: el bosque se llena de frenética actividad, de algarabía, vuelan las paletas, las palomas se desconciertan, descienden y las redes las atrapan. Finaliza la jornada y el pueblo se convierte en una fiesta. http://www.etxalar.org/

La paloma es un plato difícil. Su carne suele ser muy dura pues tienen una musculatura muy desarrollada a causa de las innumerables horas de vuelo que practican tanto en la “pasa” como en la “contrapasa”. Para que resulte jugosa, la paloma se debe cocinar muy lentamente. Sin perder el ritmo de la cocción y, como diría mi abuela, con mucho cuidado. Y de eso mi abuela sabe mucho. Mi padre era cazador de palomas (sólo de la época de la pasa) y mi abuela era la encargada de cocinarlas. Es una de las recetas emblemáticas de mi abuela, por su dificultad y porque el resultado es sencillamente exquisito.

Yo nunca había probado jamás un guiso de paloma que se le acercara siquiera al de mi abuela. Y ayer en el Zubio Ondoa me llevé una gran sorpresa. La carne estaba tersa y tierna. Y la salsa, en su punto justo de espesor y con sabor a hierbas aromáticas del campo y un ligero toque a pimienta. Acompañaban el plato con un par de rebanadas de pan frito. Un gran acierto.

Y de postre tarta de queso
Un broche sencillamente genial. Luego he descubierto que la tarta de queso del Zubi Ondoa es una celebridad en esta zona. Y no me extraña. Absolutamente deliciosa.

Bella

bellaDirección: Alejandro Monteverde . País: USA y México. Año: 2006. Duración: 93 min. Género: Drama. Interpretación: Eduardo Verástegui (José), Tammy Blanchard (Nina), Manny Perez (Manny), Ali Landry (Celia), Angélica Aragón (madre), Jaime Tirelli (padre), Ramón Rodríguez (Eduardo), Lukas Behnken (Johannes).

Otra película. Había oido hablar de “Bella” y me habían sorprendido los argumentos. Generalmente los críticos ponen bien una película (por su guión, por su interpretación, por ambos…) y el público puede estar o no de acuerdo. En este caso algunos críticos la alaban sin fisuras, otros la denostan por igual; y el público está igual de dividido. Hay quien ve en ella un furibunto y empalagoso alegato contra el aborto y quien vislumbra una hermosa historia de amor.

No entiendo por qué hay que ser políticamente correctos en el cine (o en cualquier manifestación artística). Hay muchas películas que muestran una dramática situación o una sórdida historia y su “mensaje” o el camino que toman los protagonistas es el aborto. Perfecto. Es una visión de la vida o es la solución que ha querido dar el cineasta al conflicto. En este caso sucede lo contrario. La misma difícil situación. Similar historia de desengaño y desamor (incluyendo la difícil infancia de la protagonista y sus carencias afectivas). Pero el desenlace es otro. La niña nace.

El resultado es una película de muy dura factura (la historia esconde una tragedia) pero con un enorme canto a la esperanza y al amor. Y es que no estamos acostumbrados a que el cine nos muestre a hombres y mujeres buenos. Psicológicamente son mucho más interesantes los personajes complejos y llenos de subterfugios. Por eso llama tanto la atención esta película. Su protagonista masculino es un buen hombre, con todas las letras, que un día tiene un desgraciadísimo accidente que transforma su vida; hasta que llega otro en el que un incidente sin importancia la redime por completo y logra trasnformarla. En comparación, el personajes femenino, no tiene ni la mitad de fuerza. Resulta mucho más plano y sin apenas evolución.

Es interesante también los nuevos modelos familiares que plantea (sobre todo viviendo de una comunidad, la latina, que se destaca precisamente por el conservadurismo y la tradición). Manteniendo estos valores, muestra cómo los núcleos familiares están cambiando en todo el mundo (niños adoptados en familias numerosas conviviendo con hijos biológicos; familias monoparentales; e incluso padres (no madres) que eligen serlo sin comañía femenina).

Quizá se le pueda achacar a la historia que lo que lleva al personaje a tomar esa decisión que cambiará su vida no es el amor sino su propio sentimiento de culpabilidad. Queda esa duda que deberá resolver cada uno.

Cometas en el cielo

cometasProductora: Wonderland Films
Director: Marc Forster
Guión: David Benioff, Khaled Hosseini (novela)
Reparto: Susan Zangl, Shaun Toub, Khalid Abdalla, Atona Leoni.

No he leído la novela, pero sí he visto la película. Y me ha sorprendido mucho. No creo que la trama de, en este caso la película, sea el conflicto de Afganistán. Es totalmente secundario (aunque el horror que nos llega de las pinceladas que nos ofrecen a lo largo del metraje acompañe perfectamente a la dolorosa historia). Tampoco creo que se trate de una película sobre los horrores de la guerra o la tristeza del desarraigo. Es mucho más sencillo (y extraordinariamente más complejo) que todo eso. En realidad trata sobre la capacidad del ser humano de redimirse.

Un niño comete una indigna acción (a propósito y plenamente consciente de la falta de ética de la misma). Una familia entera paga sus consecuencias y él vive el resto de su vida con ese peso en el corazón. (Precisamente esto último es lo peor de la película. En realidad este sentimiento no se muestra en ningún momento pero se presupone por el desenlace de la trama y por la propia psicología del personaje que nos lo muestra como un adulto íntegro, honesto, y muy alejado del cobarde y déspota niño que fue). ¿Por qué cometió esa acción? Creemos que por ganar el favor de su padre, que deja ver lo avergonzado que está del caracter de su hijo (tan alejado del suyo propio). Aquí también falla la película. Si ése es el motivo de la ignominia (ganar el favor y la admiración del padre en el concurso de cometas) no se muestra en ningún momento.
Todas estas cuestiones, insisto una vez más, están referidas a la película. Probablemente, la novela diga mucho más de los personajes y del porqué de sus propios actos.
Pero como el tema principal es la redención, la película nos lleva a un final feliz (con giro de la trama incluido) que nos enseña que el ser humano es capaz de reconocer sus propios pecados, arrepentirse (de ahí la carencia de la película que antes he comentado) y cambiar.

Nunca he entendido a los personajes que afirman en las entrevistas que no se arrepienten de NADA de lo que han hecho y que si volvieran a nacer actuarían exactamente igual. Yo creo que es humano arrepentirse y que todos tenemos algo que nos gustaría no haber hecho (aquella contestación tan airada a un padre; aquella traición a un amigo; o esa oportunidad que no supimos aprovechar).

Pese a todo, la película por lo menos hace pensar. Nos sumerge en la belleza de la historia. Nos apunta la complejidad de las relaciones de paternidad y de fraternidad. Y termina con un canto de esperanza (tanto para un niño como para un hombre).

El violín de Sarasate

sarasateEstuve con mis hijos en Baluarte viendo la obra “El violín de Sarasate” y nos encantó. Presentado en un formato de “cuento musical” y con la participación de la Orquesta Sinfónica de Navarra, en realidad la obra es un homenaje a la música de Sarasate y una excusa para contar a los niños (y mayores) su interesante vida.

La historia comienza presentando al Señor A-Limón, de la zarzuela “El asombro de Damasco”. Acompañada por esta sintonía, la narradora presenta al director de la Orquesta, el Sr. A-Limón, que oficiará como notario de todo lo que se cuente durante la representación.

Esta música, tan conocida por todos los pamplonicas porque es la que toca “La Pamplonesa” cuando la Corporación del Ayuntamiento acompaña el Cabildo Catedralicio en la Procesión de San Fermín, logra sorprendernos a todos en su versión más melódica (acostumbrados a escucharla en la calle e interpretada por una magnífica banda).

 A continuación entra en escena Yuki Manuela Janke, ganadora y premio mejor intérprete de Sarasate en la pasada edición de 2007 del Concurso Internacional de violín Pablo Sarasate que logra encandilar a todo el auditorio con su virtuosismo. Fue la más aplaudida con diferencia y consiguió que los niños siguieran con un extraordinario interés sus evoluciones. A veces parecía como que un ratón vivía dentro del violín ¡y se le oía moverse dentro de la caja!; otras veces escuchábamos cómo los pájaritos trinaban y gorjeaban; y en alguna ocasión, el violín incluso lloró.

Y poco a poco, al ritmo del relato, los niños se fueron enterando de que Pablo Sarasate nació en Pamplona, que fue un niño prodigio del violín, que se trasladó a Madrid y luego a París a estudiar, que viajó por todo el mundo con su música y que todos los años volvía por San Fermín y ofrecía un concierto gratuito a todos los habitantes y visitantes de Pamplona desde uno de los balcones del Hotel La Perla, donde se alojaba. Este emblemático hotel de la Plaza del Castillo, hoy restaurado, mantiene intacta su habitación y precisamente este año, el del centenario de Pablo Sarasate, un cuarteto de cuerda ofreció un concierto desde ese mismo balcón al que acudieron numerosas personas (a pesar de la lluvia, que, por supuesto, estuvo presente).

El ardor de la sangre

ardorLa elegancia de Irene Némirovsky

La vida de Irene Némirovsky fue una novela. La desgracia es que la mayoría de sus páginas no fueron escritas por ella. Hija de una acaudalada familia rusa, la familia se instaló en Francia tras la revolución bolchevique. En París estudió Letras en la Universidad de La Sorbona y comenzó a escribir con 18 años. Poco a poco fue cimentando su carrera y se convirtió en una escritora de prestigio hasta que, algunos años después, la gendarmería francesa le colocó la estrella amarilla, por ser judía, y le prohibió publicar. A pesar de todo siguió escribiendo hasta que en el año 1942 la internaron en el campo de Pithiviers, de donde sería deportada rápidamente al campo de concentración de Auschwitz en el que murió de tifus poco después. Su marido, que tras la detención de su mujer comenzó a realizar numerosas gestiones para liberarla, también fue deportado al mismo campo y asesinado en la cámara de gas a los pocos días de llegar. Las dos hijas del matrimonio quedaron a cargo de unos amigos de la familia que velaron por ellas y guardaron la maleta que su madre les había dejado. Dentro estaban los manuscritos originales de “Suite Francesa”, publicada en 2004 y ganadora del premio Redaunot a título pósutmo; una obra de arte que narra, precisamente, la ocupación alemana de Francia y la imparable ascensión de los nazis en la sociedad francesa y europea de la época.

Pero además estaban algunos capítulos de otra obra “El ardor de la sangre” que figuaraba inconclusa. Por casualidad las hijas descubrieron, muchos años después, que los capítulos que faltaban se los había dejado a su antiguo editor. Juntos trabajaron en la recomposición de esta novela que vio la luz en el año 2007.

El ardor de la sangre
Hay algunas obras que se convierten en clásicas en el mismo momento en que son escritas. Y ésta es una de ellas. La elegancia de sus pasajes, el caracter intimista y recogido de sus descripciones, la exposición de los sentimientos, eternos y permanentes a lo largo de los siglos, convierten a El ardor de la sangre en una obra inmortal. El ambiente cerrado y desconfiado de los pueblos de la campiña francesa es idéntico al que muchas veces he respirado en mi propio pueblo más de cien años después. En esa atmósfera un narrador ¿imparcial? observa el deslizarse de la vida cotidiana tranquila y sin sobresaltos. Pero algo, un accidente casual, perturba la paz de esa comarca; la superficie de hielo se rompe y descubrimos “el ardor de la sangre”. No todos los personajes son lo que parecen y no todos los convencionalismos están tan arraigados como creemos. Para Némirovsky, casi nadie está a salvo de la pasión y de la juventud.
La novela cuenta con párrafos excepcionales y en muchas ocasiones su prosa es pura poesía.

Los hombres que no amaban a las mujeres

millenium1Estoy esperando la segunda parte de la trilogía Millennium. Creo que sale a la venta mañana así que, antes de ir al Congreso Lo Mejor de la Gastronomía, a ver si me da tiempo a comprarla.

Lo primero que me llamó la atención fue el título: “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Y efectivamente de eso precisamente trata el libro. Aunque el argumento oficial es la extraña desaparición de una chica hace muchas décadas y la obsesión que un familiar suyo tiene en saber qué ocurrió, la realidad es que el libro trata de hombres (varios) que no aman a las mujeres. No sólo que no las aman, sino que las agreden, las menosprecian y las maltratan. La historia está ambientada en un caso paralelo de denuncia periodística por delitos económicos (tan en boga actualmente) y salpicada del lenguaje y los usos de las nuevas tecnologías. Pero en el fondo, lo que subyace y, ahí reside precisamente su originalidad, es que se trata de un libro de maltratadores que tiene como protagonista a una mujer maltratada (deja entrever que lo fue reiteradamente durante su infancia) que incluso sufre en un momento determinado de la historia una situación de extrema vejación y violencia. Junto a ella, el hombre paternalista, el maltratador psicópata, el maltratador violador, el maltratador racista, y, por supuesto, el hombre-compañero, el hombre maduro y equilibrado que supone el perfecto contrapeso a todo lo anterior. Y en primer plano la mujer maltratada. No sometida. Hace tiempo que dejó de estar sometida. Pero sí amargada, encerrada y desconfiada que descubre en un hombre sentimientos que ella creía ajenos a su propia naturaleza como la camaradería, la confianza e incluso la bondad.
La segunda parte, “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” promete seguir la misma línea de exploración de este universo. Los protagonistas se embarcan en esta ocasión en una trama de prostitución de chicas del Este. Supongo que otra vez la historia del sometimiento, de la agresión sexual, en definitiva del maltrato a las mujeres.
Me gusta además la atmósfera, la ambientación. Me recuerda a Henning Mankell. Se puede sentir el frío, la oscuridad, la soledad en muchas ocasiones que rodea tanto a Michael Blomkvist como a Kurt Wallander.
Y una conclusión. Son absolutamente escalofriantes los datos que Stieg Larsson proporciona al comienzo de cada uno de los capítulos (en el caso del primer libro). Algunos de ellos me dejaron absolutamente horrorizada.